Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Isolux Corsan liquida las facturas pendientes del agua con Cabeza de Horno

VITIGUDINO | Las negociaciones del Ayuntamiento con la empresa han dado sus frutos, cumpliendo así el compromiso adquirido con la Mancomunidad

Germán Vicente se mostraba muy satisfecho tras ver el fruto de horas de negociaciones con los responsables de Isolux / CORRAL

El compromiso adquirido por el alcalde de Vitigudino, Germán Vicente, con la mancomunidad Cabeza de Horno para solventar la deuda que Isolux mantenía con esta entidad por el suministro de agua, se ha concretado con la liquidación de las facturas pendientes de la concesionaria del servicio de abastecimiento de agua a Cabeza de Horno.

Las negociaciones llevadas a cabo de primera mano por el alcalde con responsables de la empresa para solucionar las exigencias de la Mancomunidad, han dado como resultado que Isolux haya hecho efectivo el pago de unos 100.000 euros correspondientes a lo adeudado en  2015  e incluido el primer trimestre de 2016.

Tras este abono se da por solucionado la parte más importante del problema del agua en Vitigudino, aunque las conversaciones del alcalde con los responsables de Isolux han ido un poco más allá, y ahora toca abordar la posible rescisión del contrato o la venta de este a otra empresa, entre las que suena Aqualia tras que hace dos años se hiciera cargo de casi todos los contratos de abastecimiento que tenía Isolux.

Por su puesto que en este hecho también ha jugado un papel importante el compromiso de acreedores como el Banco Santander y Caixabank para inyectar a Isolux 200 millones de euros, pero el compromiso de liquidar la deuda y renegociar el contrato de concesión había sido cerrado con anterioridad del rescate de los bancos. Según publicaba eleconomista.com el pasado martes, los tres principales acreedores ultimaban una primera inyección de 50 millones, de los que “la entidad que preside Isidro Fainé asumirá unos 25 millones, el Santander, 13 millones, y Bankia, 12 millones. El objetivo es cerrar la operación esta semana, antes de que el grupo que aún preside Luis Delso -su primer accionista- presentara los resultados de 2015 -anunciados para el viernes, 13 de mayo-. De acuerdo con las fuentes consultadas por ese mismo medio, "la línea aún no se ha concedido, porque están a la espera de tener mayor visibilidad sobre quién y cuánto dispondrá el resto de entidades" hasta llegar a los mencionados 200 millones.

Sea como fuere, Germán Vicente se mostraba “muy satisfecho” por el resultado de las negociaciones, aunque aún no daba por terminada la gestión “hasta que se resuelva el contrato y ver el modo en el que llegamos a un acuerdo que beneficie a los vecinos y al Ayuntamiento de Vitigudino”, pues recordaba el canon de 500.000 euros que había sido incluido en este contrato a 10 años y que ha encarecido el recibo del agua a cada vecino desde 2011 hasta la fecha.

Uno de los aspectos del nuevo contrato está claro, y es que en lugar de ser la empresa concesionaria del servicio de abastecimiento la que abone a Cabeza de Horno el agua consumida, será el propio Ayuntamiento el que lo haga, como nunca debió ser de otra manera. De ahí que a partir de la renegociación de la concesión será el Ayuntamiento el que pase al cobro los recibos a los vecinos en lugar de hacerlo la empresa, una situación que cuanto menos es un tanto atípica y que se venía produciendo desde enero de 2011.

El objetivo principal ahora, bien se rescinda el actual contrato o Isolux lo venda a otra empresa, es que los vecinos vean reducido el recibo del agua, un reto que tiene visos de materializarse.