Viernes, 15 de diciembre de 2017

Los castellanos y leoneses otorgan una nota de 6,70 al Sacyl 

7 de cada diez acudiría a un centro público si necesitase asistencia en Atención Primaria
Tarteja sanitaria Castilla y León

Los castellanos y leoneses han otorgado una nota de 6,70 puntos al funcionamiento de su sistema de salud, lo que supone algo más de de una décima con relación a 2014, cuando la calificación fue del 6,57, tal y como publica El Norte de Castilla. La nota se situó por encima de la media del conjunto del país, que alcanzó el 6,38, según recoge el Barómetro Sanitario de 2015, realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) año tras año.

La Comunidad retrocedió una posición respecto a la anterior oleada de este estudio y logró la séptima mejor nota en el conjunto de España. Encabeza las calificaciones la Comunidad Foral de Navarra (7,38), Aragón (7,18) y el País Vasco (6,96). Le siguen de cerca Cantabria (6,93), Murcia y La Rioja (6,88), Asturias (6,83) y Castilla y León (6,7). La ciudad autónoma de Melilla (5,4), Canarias (5,8) y Cataluña (6,02). La nota media nacional aumentó siete décimas, pasando del 6,31 al 6,38.

Asimismo, la nota que otorgan los castellanos y leoneses a las consultas de Atención Primaria es del 7,44, frente al 7,2 de media en España, mientras las de especialistas recibieron un 6,96, frente al 6,73 del conjunto nacional. Las urgencias en los hospitales de la Comunidad lograron un 6,29, superior al 5,89 de media autonómica, mientras el ingreso y la asistencia hospitalaria, un 7,08, medio punto más que el 6,6 del sistema nacional de salud.

En ese sentido, el 50,1% de los encuestados por el Barómetro señala que el sistema sanitario funciona «bien», aunque son necesarios algunos cambios, un porcentaje que supera la media nacional (45,5% ). Solo un 3,6% de los castellanos y leoneses entiende que se debe rehacer el sistema público y un 26,5% reclama reformas «fundamentales». Además, el 69,7% considera que la sanidad pública está mejor gestionada si lo hace la administración, frente a un 8,1% que prefiere a la iniciativa privada.

Igualmente, siete de cada diez ciudadanos de la Comunidad acudiría a un centro público si necesitase la asistencia de un profesional de Atención Primaria, mientras para un especialista, el porcentaje desciende hasta el 56,1%. No obstante, en caso de ingreso hospitalario, el 73,5% elegiría un centro público. De esta forma, solo el confort de las instalaciones y la rapidez de la asistencia llevarían a los ciudadanos a decantarse por la sanidad privada.

EL NORTE DE CASTILLA