Lunes, 11 de diciembre de 2017

Los castellanos y leoneses, los segundos que más ahorran del país

Nueve de cada diez se decantan por limitar el uso de las tarjetas de crédito 
Capacidad de ahorro

Según datos extraídos del II Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente elaborado por Rastreator, y publicados por El Norte de Castilla, más de la mitad de los castellanos y leoneses (51,5%) considera que sus conocimientos en finanzas son escasos y dos de cada tres han sentido en alguna ocasión que les faltaba formación en este campo a la hora de firmar un contrato. En este sentido, el estudio muestra que, por ejemplo, tres de cada diez encuestados desconoce el significado de las siglas TAE, un 19,4% no entiende el concepto de IPC y un 11,7% nos es capaz de distinguir entre ahorro e inversión.

La escasez de conocimiento y la complejidad de algunos conceptos con frecuencia afectan al consumidor castellano y leonés en la planificación de sus finanzas personales y a la hora de suscribir algún tipo de producto financiero. De hecho, solamente la mitad de ellos tiene contratado un depósito bancario, uno de cada tres cuenta con un plan de pensiones y uno de cada cuatro con un préstamo o plan de financiación personal.

Ahorrar no resulta una tarea sencilla. Sin embargo, los castellanos y leoneses son los segundos que más ahorran del país, por detrás de Extremadura, dedicando un 19,5% de sus ingresos al ahorro (dos puntos y medio más que la media nacional), un 72,9% a gastos y un 7,6% a inversiones. Cada vez están más concienciados con la importancia del ahorro y una buena planificación financiera, aunque no siempre les resulta posible llevarla a cabo por culpa, en ocasiones, de la falta de organización. De hecho, Castilla y León es la comunidad autónoma que menos puede cumplir con su planificación de ahorro debido a ese motivo, como afirma un 12,6%.

Previsores

A la hora de plantearse cómo manejar sus finanzas personales, los ciudadanos de Castilla y León son previsores: casi la totalidad (91,3%) se decanta por hacer un uso responsable de sus tarjetas de crédito como principal medida de ahorro. Sin embargo, poseer una cuenta de ahorro (79,6%) y guardar una cantidad de dinero de forma periódica (55,3%) son otras de las medidas más populares, así como elaborar un presupuesto mensual para controlar gastos, como afirma un 73,8%. Sin embargo, cumplir esa previsión previamente presupuestada no siempre es posible y hasta un 36% afirma no hacerlo.

La débil capacidad de ahorro de los castellanos y leoneses les obliga a endeudarse para poder afrontar gastos más ambiciosos. De este modo, el 42,7% de los encuestados ha recurrido a un crédito para la adquisición de una vivienda, el 27,2% para comprar un coche, el 24,3% para poder hacer frente a un imprevisto y el 22,3% para financiar gastos de educación.

La falta de conocimiento financiero les preocupa y hace que se sientan inseguros a la hora de plantearse la contratación de productos. Para solventar ese problema, la mayoría recurre a la comparación de productos financieros antes de contratarlos. De hecho, un 77,7% así lo afirma, el tercer porcentaje más alto del país, por detrás de Extremadura y Canarias.