Domingo, 17 de diciembre de 2017

Las jubilaciones reducirán este año la plantilla de Sacyl en 170 médicos y 127 enfermeros 

Organizaciones profesionales y sindicales advierten del adelgazamiento de las plantillas sanitarias

Las jubilaciones de una plantilla envejecida adelgazan la dotación humana sanitaria. Un problema que, como publica El Norte de Castilla, se advierte desde organizaciones profesionales y sindicales, e incluso desde las propias administraciones, desde al menos 2008. Y suman y siguen los problemas con el plan de recursos humanos –que, aunque ya parece encontrar aval definitivo aún sigue en cierta cuerda floja– y también están pendientes las resoluciones de las oposiciones tras los tropiezos judiciales y una carrera profesional que asimismo ha pisado los juzgados.

Según datos de la Consejería de Sanidad, para este 2016, Sacyl ya cuenta con unas previsiones claras. Cumplen la edad 541 profesionales este año. Así, de los catorce hospitales y de la Gerencia de Emergencias se irán 105 médicos; 87 enfermeras y 93 técnicos. El resto, se reparte entre otras categorías, la mayoría no sanitarias. En Primaria, la previsión es de 137 ‘abandonos’ laborales; de los que 65 son de médicos y 40 de enfermeras.

La implantación de la jubilación obligatoria a los 65 años y tres meses, aunque con excepciones que permiten alcanzar los 70, supondrá según lo recoge el Plan de Reordenación de Recursos Humanos de Sacyl, ela pérdida de la vida laboral para 7.450 trabajadores de la asistencia sanitaria, desde 2012 hasta 2020. De ellos, 1.579 serán facultativos, la mayoría médicos; 2.213 serán enfermeras y, el resto, se repartirá entre celadores, técnicos y personal administrativo. El primero cuestionado y después validado plan persigue fundamentalmente rejuvenecer las plantillas y ahorrar en retribuciones que ya suman antigüedad y carrera profesional. Este último punto, por cierto, cerrado y estancado hasta que los tribunales han abierto las puertas para que puedan cobrarse, tras las demandas judiciales del sindicato CC OO. Precisamente el reciente día 15 de abril de 2016, se publicaba la resolución sobre el reconocimiento del Grado II de Carrera Profesional en ejecución de sentencia. Comisiones Obreras también tuvo que defender, y ganó, la del Grado 1.

Así con estas previsiones e inevitable, por edad, adelgazamiento de las plantillas sanitarias, se despertaron las abandonadas, entre otras razones, por la crisis y los recortes oposiciones. Unos procesos selectivos limitados por normativa aunque con la manos más abiertas al tratarse de servicios esenciales.

Así llegó la famosa y polémica anulación de la gran convocatoria para enfermería y las nuevas ofertas, ahora abiertas, para compensar tal desatino, pendiente, no obstante, de sentencia judicial.