Viernes, 15 de diciembre de 2017

Vialia acoge la exposición ‘Obras’, de la artista Cristina Arroyo de Castro

La salmantina juega con texturas, formas y colores que plasma en sus obras
La exposición, en Vialia

El Centro Comercial Vialia acogerá, del 10 al 20 de mayo, la exposición ‘Obras’, de la artista Cristina Arroyo de Castro.

Cristina Arroyo de Castro. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, dónde también ha realizado estudios relacionados con la educación artística. La artista salmantina utiliza el lenguaje del arte para analizar y comprender aquellas cosas que le preocupan de su entorno y de su vida.

En toda su obra hay detrás una búsqueda por encontrar los materiales y los formatos adecuados para expresar aquellas ideas, emociones e imágenes importantes para ella. Juega con las texturas, con los colores y las formas que plasma en sus obras para intentar comunicar con el espectador desde la honestidad de la persona que necesita explicarse a sí misma su realidad.
En esta ocasión, expone obras pertenecientes a tres de sus series más queridas:

Serie pictórica “Conversaciones con Klimt”: Muchas veces nos reflejamos en el otro y conseguimos entender aspectos de nosotros mismos a través de los demás. Esta serie sirvió a la autora para desarrollar su propio lenguaje plástico y crecer como artista. Gracias al trabajo interpretativo que lleva a cabo en torno a la obra del austríaco y al
diálogo que mantuvo con él, consiguió resolver algunas incógnitas personales. La relación que Gustav Klimt mantuvo con sus modelos llegó a ser tan íntima que el espectador siente que está siendo indiscreto al penetrar en la esfera del cuadro. 
Serie fotográfica “Natures Vives”: La naturaleza y la relación bilateral que mantiene con ella el ser humano ocupan desde el principio una gran parte del trabajo artístico de Cristina. Muchos de sus trabajos se centran en la relación que mantenemos con los alimentos, que dentro de la sociedad hyper-urbana que es la nuestra, constituyen uno de los últimos vínculos del ser humano con la naturaleza.
Serie escultórica “Susas”: Este trabajo está inspirado en una vasija de cerámica encontrada en el yacimiento de Susa, Mesopotamia. Simbolizan la marcha religiosa, un mundo de alquimia donde los materiales se mezclan con la magia pitagórica del número pi y la plegaria en movimiento de unas mujeres que intuimos bajo sus máscaras. Cristina Arroyo
muestra esta serie al público por primera vez.