Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

El Cadete del Ciudad Rodrigo CF se proclama campeón de su categoría

Tras ganar en la mañana dominical al Helmántico 2-3 y caer derrotado el Capuchinos en su visita al Villares de la Reina

De forma inesperada (pensaban que tendrían que esperar a la última jornada), el Cadete del Ciudad Rodrigo CF se proclamó matemáticamente en la mañana del domingo campeón de su categoría, la 2ª División Provincial, tras vencer (con apuros) al Helmántico B y recibir la buena nueva de la derrota del único equipo que podía quitarle la liga, el Capuchinos, en su visita al Villares de la Reina.

En lo que respecta a su partido, el Ciudad Rodrigo vivió un encuentro muy igualado que no se resolvió hasta los compases finales. Los mirobrigenses iniciaron el partido un poco dubitativos y relajados, lo que favoreció que su rival asumiera el mando durante los primeros 20 minutos de juego, aunque sin disponer de ocasiones de gol (el Ciudad Rodrigo tuvo una única opción aislada en el 2’ de la mano de Samuel). Tras ese tramo inicial, el partido se abrió, empezando a llegar el Ciudad Rodrigo con más facilidad, aunque el Helmántico B tuvo dos ocasiones más bastante claras.

Los mirobrigenses dieron el golpe preciso al final de la primera parte, con dos goles en dos minutos consecutivos (37’ y 38’) que tuvieron como gran protagonista a Agudo, que hasta entonces había entrado poco en juego. Tras dos buenas jugadas colectivas, Agudo recortó en ambas a un defensa, tirando a puerta. En la primera ocasión, el balón lo sacó el guardameta, estando Jorge atento para coger el rechace y marcar. Mientras, la segunda intentona entró directamente ajustada entre el palo y el portero. Con este gol de Agudo, el binomio que forman él y Adrián ya supera los 100 goles.

El Ciudad Rodrigo se fue al descanso ganando 0-2, pese a que las sensaciones no eran nada buenas (ni siquiera se notó que habían tenido el aire a favor). Al poco de volver, en el 45’, el Helmántico B recortó distancias con una bonita jugada a cargo del jugador más peligroso de los locales, Ricardo. Después de este primer gol, el Helmántico B siguió creciendo, con un buen juego que les llevó a empatar el choque en el 61’.  

Los locales daban por buena esa igualada, que al Ciudad Rodrigo le servía para llegar a la última jornada dependiendo de sí mismos a la hora de conquistar el título liguero. Sin embargo, hubo ‘sorpresa’ al final: a la salida de un córner, Samuel agarró el balón en la frontal del área, le pegó bien, al portero le hizo un extraño, y la jugada acabó en gol.

Con el marcador en contra, el Helmántico B achuchó y tocó sufrir en parte, aunque los mirobrigenses tuvieron también 2-3 claras a la contra. En este tramo final, el Ciudad Rodrigo tuvo un jugador menos, ya que Maca tuvo que abandonar el campo por una sobrecarga. El partido fue agotando minutos siendo la última gran opción una intentona del Helmántico B a cargo de Ricardo, quién rozó el gol a 2’ para el final, pero se hizo un lío.

En palabras del técnico del Ciudad Rodrigo, Joaquín Chanca, “no ha sido el mejor partido, no ha habido muchos alardes, y los goles han llegado en los 5 minutos finales del primer tiempo y en un golpe de surte”. Desde su punto de vista, el Helmántico B fue “mejor que nosotros en muchos momentos”. Del encuentro, no quiso resaltar a nadie, aunque sí mencionó la labor defensiva realizada por Macarro, Criado y Koke.

Con la victoria en el bolsillo, llegó la alegría procedente de Villares de la Reina, donde jugaba el Capuchinos (este duelo empezó media hora más tarde que el del Ciudad Rodrigo). El Capuchinos iba ganando 0-2, logrando el Villares de la Reina empatar a 2. Con ese marcador, el Ciudad Rodrigo ya era campeón, pero incluso llegó un tercer tanto del Villares, para alegría de los mirobrigenses, que lo festejaron en el vestuario.

La gran celebración llegará en el último compromiso liguero, que en principio está fijado –salvo que la Federación indique otra cosa al ser la última jornada- para las 12.00 horas del sábado en los Campos de Toñete. El rival será el Navega, con quién el Ciudad Rodrigo tiene una espinita clavada, ya que ha sido el único equipo que les ha ganado esta temporada, y además con bastante claridad (3-0). Ese día será el “de la gran fiesta con nuestra gente en casa”.

De momento, como primera celebración, el equipo saltó al campo en los prolegómenos del duelo entre Ciudad Rodrigo y Becerril para recibir el aplauso del público congregado en el Francisco Mateos