Domingo, 17 de diciembre de 2017

17.000 usuarios de la región no disponen de un acceso de calidad a la red

Un estudio de la empresa de servicios por satélite Quantis muestra las carencias de la comunidad y sitúa al municipio salmantino de Cepeda entre los dos con menos cobertura
El estudio señala que las transmisiones convencionales de ADSL, fibra óptica o WiMAX no cubren suficientemente las demandas

Parece simple y al alcance de todos los usuarios, pero esa creencia se desvanece a menudo cuando se trata de acceder a Internet desde algunos lugares de la comunidad autónoma de Castilla y León. Un estudio de la empresa de servicios por satélite Quantis, elaborado junto a los datos que maneja la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, afirma con contundencia que 17.000 castellanos y leoneses no tienen acceso a Internet con la calidad necesaria.

El estudio señala que las transmisiones convencionales de ADSL, fibra óptica o WiMAX no cubren suficientemente las demandas de ese amplio sector de usuarios de Castilla y León, comenzando por 4.200 vecinos de Burgos, la provincia más 'desconectada', a quienes les siguen otros 3.543 usuarios de León y cerca de 2.300 habitantes de Soria. Salamanca, Segovia, Zamora, Ávila, Palencia y Valladolid se sitúan a continuación, con menos habitantes afectados.

El informe sitúa a estos usuarios en zonas con escasa densidad de población o de difícil acceso, donde la cobertura de las grandes operadoras no supera en ningún caso el 30%. Zonas de Castilla y León donde también hay numerosas empresas, en su mayoría pymes, que ven dificultada su actividad empresarial por la ausencia de unas comunicaciones vitales para su negocio.

Municipios en blanco

Quantis también ha elaborado una clasificación de los denominados 'municipios en blanco', donde los vecinos carecen de cobertura o es de baja calidad. El ranking lo encabezan Valdelugueros (León), con 538 vecinos, y Cepeda (Salamanca), con 365. Le siguen Vilahoz (Burgos) y Peranzanes (León). Según manifiesta Aquilino Antuña, director general de Quantis, hay muchos puntos blancos en toda la geografía española. «Aún queda mucho por hacer, es importante que los habitantes de las zonas rurales accedan a los mismos servicios que los de zonas urbanas», añade.

El estudio reitera que zonas 'en blanco' se pueden encontrar en todas las provincias españolas, e incluyen polígonos industriales, zonas suburbanas y municipios de tamaño medio. Por comunidades, la lista de 'ciudadanos desconectados' la encabeza Castilla La Mancha, Castilla y León, Aragón y Valencia. En paralelo, solo el 60% de los hogares españoles navega por encima de los 30Mbps.

La alternativa del satélite

El director general de Quantis apunta que la realidad es prosaica y que, si no cambian las cosas, en 2020 seguirán existiendo hogares sin Internet. A pesar de que la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones incorpora en su disposición adicional decimoctava el objetivo de lograr la universalización del acceso a Internet a 10 Mbps en 2017 y a 30Mbps en 2020. Además de conseguir en dicho año que al menos el 50% de los hogares puedan disponer de acceso a servicios de velocidades superiores a 100 Mbps.

Para Aquilino Antuña, la solución está en el satélite porque el cielo ofrece una cobertura del 100%. «El satélite es la única tecnología que llega a todas partes y la única que llega donde no llegan las demás. Los países en desarrollo se han dado cuenta y están apostando por el satélite. Una tecnología que hoy compite en velocidad y precio con el ADSL y que no deja de evolucionar. En el futuro veremos que no tiene sentido seguir desplegando cable», concluye con énfasis.