Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Mogarraz arropa la presentación de la novela ‘La curva del camino’

Junto al autor y periodista Ignacio Francia, estuvieron entre otros Jesús Málaga, Martín Patino o Florencio Maillo
Un momento de la presentación en el Hotel Villa de Mogarraz. Fotos: AytoMogarraz

La presentación en Mogarraz de la primera novela del periodista Ignacio Francia, La curva del camino, ha reunido a numerosos vecinos, amigos y personalidades como Jesús Málaga, Martín Patino, Florencio Maillo, entre otros. En la presentación, además del autor, han intervenido los periodistas Isabel Herrera Badosa y Luis Miguel de Dios. 

La curva del camino narra la pasión amorosa que envuelve al periodista Julio y a la historiadora Marie-France tras su reencuentro en Toulouse y cómo ese amor recupera a la francesa, machacada en su intimidad. Un estado que permite que, desde el esplendor de la alegría y el erotismo que los envuelve, en el camino que se abre vuelquen su trabajo con intensidad en la tesis doctoral que elabora ella, y alimenta él, en torno al lenguaje y los gestos de Aznar. La realidad aznariana y de personajes del entorno suben y bajan por los andamios de la ficción, mientras esta se cuela con desenvoltura por el cauce de la crónica y sus conjeturas.

Con La curva del camino, su primera obra narrativa, Francia aspira a ‘propiciar una mirada sobre las relaciones de pareja, así como a inducir la reflexión en torno a las situaciones y posiciones sociales y políticas’, a la vez que sugiere el valor y la necesidad del recuerdo que aportan tanto el amor como el peso de la memoria para no olvidar situaciones y trayectorias políticas y sociales que han marcado nuestras vidas. Además, traslada la cualidad de inquietar que representa la conciencia de que ‘los ciudadanos no prescindamos de nuestra capacidad de reflexión ni de la libertad, de modo que no cedamos a la manipulación y a los manejos que dominan nuestras sociedades con excesiva frecuencia’. También se considera ‘la importancia de la pasión en el amor y en el trabajo para impulsar la vida.’

Entreverado en los surcos del relato surge el subtema del exilio de republicanos españoles en Francia, ya que Marie-France es hija de uno de aquellos exiliados que lucharon contra el nazismo. Entre los escenarios en los que se desarrolla la narración figuran Madrid, Toulouse, Salamanca, Mogarraz, Cordes-sur-Ciel, aparte de situaciones en Valladolid, León, Burgos o Cáceres, entre otros puntos.