Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

CDF Vitigudino, por amor al deporte

En estos momentos tienen ficha 56 jugadores de infantil, cadete y juvenil, una cifra demasiado justa para tres equipos

Equipo cadete, y abajo los distintos equipos del CDF Vitigudino / CORRAL

Además de los equipos de futbol sala de Lumbrales o Villavieja, otra figura representativa del deporte en la comarca de Vitigudino, si no la más significativa por su trayectoria e importancia a la hora de aglutinar deportistas, la compone el CDF Vitigudino, club de futbol que en estos momentos presenta tres equipos y que compiten en distintos campeonatos provinciales de la categorías infantil, cadete y juvenil.

La baja natalidad y la despoblación en los pequeños pueblos son factores que inciden de forma directa en un proyecto como el del CDF Vitigudino, como recuerda su presidente Tasi Corral.  “El año pasado no salió el Infantil, por el problema que hay con los niños, que cada vez hay menos en los pueblos. Antes tuvimos años con equipo federado en Aficionado, una categoría más alta que Juvenil. Que es lo que queríamos que siguiera, porque los muchachos al acabar juvenil, aquí ya no pueden continuar”, un objetivo que reconoce difícil  porque esta es una categoría que requiere de un mayor esfuerzo económico.

En estos momentos tienen ficha 56 jugadores, una cifra demasiado justa para mantener tres equipos, de ahí que el principal objetivo del club sea “mantener estas categorías, empezar con los chicos desde infantil y tenerlos ocupados, que el fin de semana tengan algo que hacer, fomentar el compañerismo, el futbol, si no los muchachos andan desperdigados. Creo que es interesante que Vitigudino tenga equipos –añade Tasi–,  que salgan a Salamanca, a los pueblos; el club es representativo no solo de Vitigudino sino de toda la comarca, porque aquí están jugando chavales de muchos pueblos”.

Apoyo del Ayuntamiento

Sobre el apoyo de instituciones, el presidente reconoce el esfuerzo del Ayuntamiento por su situación económica, “y todos los años nos dan una subvención, se encarga del mantenimiento del campo y las instalaciones, y luego hay varias empresas a las que les estamos muy agradecidos, porque todos los años aportan algo”, a lo que suman lo recaudado en el campeonato de ‘futbito’ de agosto. Aun así lo recaudado es insuficiente para hacer frente a todos los gastos, así que los propios jugadores además de poner su tiempo y dedicación, ponen dinero, y todo por amor al deporte