Viernes, 15 de diciembre de 2017

La USAL ha perdido cerca de 4.000 alumnos y recibe 33 millones menos de la Junta

España es el 9º país europeo más caro en la primera matrícula de un grado y el 8º en el caso de master, además, en cada comunidad la realidad es distinta y Castilla y León figura entre las que tienen los precios más elevados para los universitarios
Emilio Pérez, secretario provincial de CC.OO, Julio Serrano, secretario de Acción Sindical, Universidades e Investigación y Salud Laboral de la FECCOO, Nuria Benito, secretaria de Enseñanza CCOO de Salamanca, y Jesús Moradillo, responsable de Universidad

En los últimos cinco años, entre 2011 y 2016, la Universidad de Salamanca ha perdido cerca de 4.000 alumnos y la inversión de la Junta en esta institución académica ha pasado de 177 a 144 millones de euros. “Es una pérdida de población, de talento y riqueza económica para la ciudad y otras localidades con campus de la USAL, como Béjar, Zamora o Ávila”, comentaba Nuria Benito, secretaria provincial de Enseñanza de CCOO.

Son algunas de las conclusiones de un estudio de tasas, becas y ayudas fiscales  que ha realizado Comisiones Obreras, comparando las universidades de Castilla y León, las del resto de España y las de los 37 países que componen el Espacio Europeo de Educación Superior.

Julio Serrano Gracia, secretario de Acción Sindical, Universidades e Investigación y Salud Laboral de la Federación Estatal de CCOO, destacaba que España es el 9º país más caro en la primera matrícula de un grado y el 8º en el caso de master. Además, este trabajo analiza las becas, los préstamos, beneficios fiscales y ayudas a las familias, vinculadas a los estudios universitarios.

“En nuestro país sólo hay becas y por su importe medio ocupamos el puesto 22, no existen ninguna de las otras ayudas, ni beneficios fiscales, que se dan en 16 países, ni préstamos, que si existen en otros 29”, añadía.

Tomando como referencia las cifras medias de España, en los últimos cinco años el precio de las tasas por un grado ha subido un 11% y el de un máster un 50%. Sin embargo, en cada comunidad la realidad es distinta y Castilla y León figura entre las que tienen los precios más elevados para los universitarios, con incrementos del 80% y del 101% en los ámbitos mencionados. En el polo opuesto, Galicia o Andalucía no han incrementado sus tasas.

En definitiva, desde CCOO concluyen que “estudiar en la universidad en España es tres veces más caro, hay 205 millones de euros menos en becas, la beca media ha descendido 600 euros y las diferencias entre las Comunidades Autónomas son notables”.

Por eso, proponen derogar el Real Decreto Ley 14/2012, aproximar los precios a cero (en Alemania en estos años se han bajado y el pasado curso la matrícula anual en un grado costaba 50 euros) con un nuevo sistema que no genere desigualdades, incrementar las becas y poner las tasas de máster al mismo nivel que las de grado (ya se está haciendo en Castilla la Mancha).

“Un país no puede salir de la crisis si no se invierte en educación”, sentenciaba Jesús Moradillo de la Hija, responsable de Universidad de la Federación de Enseñanza de CCOO en Castilla y León.