Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Berkeley sale al paso de la querella presentada por Stop Uranio contra los exediles de Retortillo

La empresa australiana explica el proceso de adquisición de la finca donde tiene instaladas sus oficinas

En la jornada del jueves la Cadena SER avanzaba que la Plataforma Stop Uranio, que lucha contra los proyectos de Berkeley, había presentado una querella contra los integrantes del antiguo Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Retortillo por un presunto delito de cohecho. Según la Plataforma, el antiguo alcalde y varios de sus concejales habrían aumentado su patrimonio personal de forma delictiva facilitando gestiones de Berkeley a cambio de dinero.

Tras estas graves acusaciones, Berkeley salió al paso en la tarde del jueves con un comunicado donde rebate lo que expresa la Plataforma. En torno al terreno adquirido por Berkeley para instalar sus oficinas, que pertenecían a la familia del antiguo alcalde, la empresa explica que desde el principio buscaron una finca adyacente al yacimiento donde se va a desarrollar el proyecto, encontrando tres opciones.

Por todas ellas se realizó “la misma oferta económica”, tras tasarse las fincas por parte de “una empresa de valoración independiente” conforme a las peculiaridades de cada finca y a los criterios de valoración establecidos por la ley (que siguen empleando “para continuar comprando fincas en la zona”).

Según explican desde Berkeley, la finca que finalmente se escogió era su 3ª preferencia. Respecto a la primera y más idónea, no se pudo cerrar un acuerdo ya que uno de los co-propietarios “decidió no vender por considerar bajo el precio ofrecido”. Mientras, en torno a la segunda finca, no se pudo concretar la operación “porque los documentos de propiedad no estaban en regla ni debidamente inscritos en el Registro de la Propiedad”. Esto dejó una sola finca, según consta en el expediente administrativo en el Ayuntamiento.

Por otro lado, desde la empresa australiana se recuerda que la licencia urbanística para la construcción de sus oficinas “fue aprobada por unanimidad” (con los votos de PP y PSOE) por el Pleno del Ayuntamiento de Retortillo, tras los informes vinculantes de la Comisión Territorial de Urbanismo de la Junta de Castilla y León en Salamanca y el Servicio de Asistencia Técnica de la Diputación de Salamanca.

Por último, Berkeley expone que cuando selecciona y contrata personal “no discrimina ni por el color político ni por las creencias o afiliaciones sindicales de sus empleados”. Únicamente, por el acuerdo firmado hace 6 años con el Ayuntamiento de Retortillo se otorga “preferencia en la contratación a los vecinos de Retortillo y Villavieja de Yeltes, primando a las personas afectadas por la compraventa de terrenos”.