Lunes, 11 de diciembre de 2017

El Ayuntamiento declara a Salamanca ‘Ciudad por la diversidad’ para evitar el rechazo a gays y lesbianas

Moción conjunta con motivo del Día Internacional de la Homofobia y Transfobia para impulsar medidas que puedan combatir la discriminación por la orientación e identidad sexual

Un momento de un pleno en el Ayuntamiento de Salamanca

La Corporación municipal impulsará una moción encaminada a evitar el rechazo o discriminación a personas por su orientación sexual. Todos los grupos políticos han cerrado filas para aprobar una serie de medidas que refuercen la protección del colectivo de gays y lesbianas con el fin de que estén en condiciones de igualdad al resto de personas.

El 17 de mayo se celebra en España el Día contra la Homofobia y la Transfobia (diversexfobia), contra toda discriminación, persecución, agresiones o marginación por motivo de orientación o identidad sexual, día que fue reconocido en España por el Gobierno mediante Acuerdo del Consejo de Ministros del 26 de Junio de 2009.

Por lo expuesto, los Grupos Políticos Municipales, al amparo de lo establecido en el artículo 88 del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Ayuntamiento de Salamanca, proponen al Pleno de la Corporación la adopción de los siguientes acuerdos:

Solicitar la puesta en marcha de las siguientes políticas de igualdad LGTB+ para luchar contra la homofobia, lesbofobia, transfobia, y bifobia (diversexfobia) a fin de avanzar hacia la igualdad real de las personas lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, transgénero, intersexuales o cualquier otra forma de diversidad afectivo sexual:

1.-  Declaración por parte de esta Corporación de Salamanca como “Ciudad por la Diversidad”, de manera que cualquier persona se sienta libre de vivir sin esconder su orientación sexual y su identidad de género.

2.- Inclusion dentro del futuro Plan de Igualdad del Ayuntamiento de Salamanca, previo debate en la Comision de Bienestar Social y con participación del movimiento LGTB+, de medidas cuyo objetivo sea promover en Salamanca la igualdad real y efectiva de las personas LGTB+, luchar contra la discriminación y/o casos de homofobia, bifobia y transfobia y visibilizar la diversidad sexual. Estas medidas podrán tener en cuenta, entre otras, las relativas a políticas de reconocimiento para el colectivo; para garantizar la salud integral de las personas LGTB+; educativas para fomentar la igualdad desde los centros escolares; en el ámbito de la seguridad para garantizar la protección del colectivo LGTB+; en el ámbito de la juventud; en el ámbito de las personas mayores LGTB+; para el colectivo transexual así como en el ámbito de la cultura.

3.- Implementar el Protocolo de las fuerzas y cuerpos de seguridad para los delitos de odio y conductas que vulneren las normas legales sobre discriminación en la Policía municipal de Salamanca, incluyendo formación sobre dichos delitos de odio, en estrecha colaboración con el colectivo LGTB+ de Salamanca.

4.- Apoyar el reconocimiento institucional del 17 de Mayo como Día internacional contra la homofobia, transfobia y bifobia y comprometerse a promover e impulsar actividades e iniciativas para concienciar contra esta discriminación durante ese día, así como del día 28 de Junio como Día internacional del Orgullo LGTB+, día de la diversidad sexual y promover actividades e iniciativas para divulgar y celebrar la realidad de la diversidad afectiva y sexual. Asimismo, el Ayuntamiento se compromete a colocar la bandera LGTB+ durante ese día en el balcón del Ayuntamiento de Salamanca.

5.- Instar a la Junta de Castilla y León a la aprobación de una Ley de Igualdad Social LGTB+, similar a otras aprobadas en distintas Comunidades Autónomas en la anterior legislatura, que de encaje legal y solución efectiva en forma de políticas públicas, a las demandas del colectivo LGTB+.

España, pionero en avances legales a nivel nacional con leyes como la Ley del Matrimonio igualitario (Ley 13/2005) o la Ley de Identidad de género (Ley 3/2007), tiene todavía pendiente la traslación de esos avances a todos los niveles autonómicos y municipales, pues el desarrollo de políticas públicas locales y autonómicas a favor de la igualdad del colectivo LGTB+ son condición necesaria para avanzar hacia una verdadera igualdad social.

Los datos son preocupantes. Los estudios indican que el 81% del alumnado LGTB no se atreve a salir del armario en el centro educativo. La investigación “Relaciones afectivas y sexualidad en la adolescencia”,  recoge que un 62% de los jóvenes encuestados en los institutos consideran que no se respeta a Lesbianas  y Gays en el centro educativo y el estudio “Opiniones sobre la diversidad afectivo sexual muestra que un 46,84% de los jóvenes han presenciado palizas por motivo de la orientación o identidad sexual y/o de género y que un 69,32% de los jóvenes consideran que se trata de manera más injusta en el instituto a Lesbianas, Gays, Transexuales o Bisexuales.  Respecto a las agresiones los datos del ministerio del interior sobre delitos de odio, indican que en los últimos años han aumentado las agresiones al colectivo LGTB+, que se cuentan por centenares.

Y todo eso se refuerza de manera más intensa en Castilla y León, una comunidad con altas tasas de envejecimiento y de ruralidad que hacen que nuestra comunidad autónoma sea la que tiene el menor número de matrimonios entre personas del mismo sexo por población de todo el estado, hasta 5 veces menos que Madrid o Cataluña, según un estudio de FECyLGTB+, lo que indica que la población LGTB+ se ve forzada a irse o a ocultarse, evitando el máximo ejercicio de visibilidad social que  implica el matrimonio.

Foto: Alejandro López