Miércoles, 13 de diciembre de 2017

La UPSA acoge la celebración del 81º Aniversario de Alcohólicos Anónimos

Juan y Pepe cuentan su experiencia y la clave es “la amistad entre sus miembros y la fortaleza que se da entre unos y otros”

Ponentes de la mesa redonda posan en el Aula de Grados de la UPSA

El Aula de Grados de la Universidad Pontificia de Salamanca acogió este jueves la celebración del 81º Aniversario de la Asociación Alcohólicos Anónimos, entidad sin ánimo de lucro cuyo objetivo principal es ayudar a las personas alcohólicas a alcanzar el estado de sobriedad.

En el acto participaron el vicerrector de Relaciones Institucionales y Comunidad Universitaria, Jacinto Núñez Regodón; el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena Merchán; la concejala de Salud Pública del Ayuntamiento de Salamanca, María José Fresnadillo Martínez; el diputado provincial de Centros Sociales, José María Sánchez; el Presidente del Colegio Oficial de Médicos de Salamanca, Manuel Gómez Benito y la presidenta del Colegio de Enfermería.

También estuvieron presentes el catedrático de Psicología de la UPSA, Alfonso Salgado Ruiz y el catedrático de psiquiatría de la USAL, Ginés Llorca. Posteriormente el diputado de Centros Asistenciales, José María Sánchez, participó también en la Mesa Redonda que se organizó por dicho aniversario y en la que se expusieron temas relevantes a este problema social.

Alcohólicos Anónimos surgió hace 81 años en EEUU y en Salamanca lleva implantada esta Asociación desde hace 40. La fortaleza de esta agrupación está en sus socios. Hombres y Mujeres que comparten su experiencia y la esperanza de salir de un problema social como es el alcoholismo. El único requisito para ser miembro de AA es querer dejar de beber alcohol. Así lo expresaron Juan y Pepe en su intervención ante los medios.

En Salamanca no hay estadísticas de cuánta gente necesita ayuda para dejar el alcohol. El auxilio más eficaz es ponerse en contacto con Alcohólicos Anónimos en el teléfono 646 789550 o bien en www.alcoholicos-anonimos.org o a través del correo alcoholicosanonimoscyl@gmail.com.

Además existen dos asociaciones como son Grupo Fátima, en la calle Bolívar 45, y Grupo Salamanca, en el Paseo del Rollo 53, ambas en las parroquias de la zona.

Los programas de AA funcionan desde la amistad al recién llegado, ya que se realiza de forma común la intención de no beber y con objetivos cortos, como la intención de no beber en las siguentes 24 horas y al día siguiente volver a cumplir ese objetivo. No pensar en el futuro es vital y el no ingerir alcohol significa que uno se recupera física y mentalmente. El anonimato es la base espiritual de todas las tradiciones lo que ayuda a crear un ambiente de confianza.

Fotos: Ángel Arroyo