Sábado, 16 de diciembre de 2017

La seguridad es barata porque te ofrece tranquilidad

Cuéntame tu sueño

 

Mariano Pordomingo es un socio de la empresa de seguridad VEGASEGUR. Desde hace tiempo ofrece a los clientes de Salamanca la tranquilidad de estar bien protegidos, bien con cámaras y alarmas de las últimas tecnologías, con circuitos para empresas o con cajas de seguridad para el hogar.

 

Ahora que llega el verano y comienzan las vacaciones, dejar la casa bien protegida es fundamental para irse tranquilos y volver a encontrar la propiedad en perfecto estado.

 

Mariano es un gran profesional, con la madurez que da ser padre y abuelo. Cuando le demandas asesoramiento destapa sus conocimientos y te ofrece todo tipo de detalles para asegurarte y adquirir el servicio que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Cuando conoces a Mariano te sorprende la paz que transmite. Es un hombre que observa mucho y habla justo con las palabras que necesitas en cada momento. Es la discreción en persona. Con una gran ética personal y profesional que prolonga a su empresa.

Mariano tiene un sueño que es lograr que todos los miembros de la empresa se sigan distinguiendo por una buena práctica ética, máxime en este tipo de actividad donde el cliente necesita confianza en las personas que instalan las medidas de seguridad, bien sea la alarma, una caja fuerte o un circuito empresarial.

 

En estos momentos tan difíciles para las empresas debido a la crisis económica, VEGASEGUR, ha logrado mantenerse y es sin duda a la profesionalidad de su equipo de trabajadores y a la estrategia de unirse a otros profesionales para apoyarse con contactos y recomendaciones como es el grupo BNI ( International Business Networking). 

 

Desde estas líneas animamos a Mariano a que siga regalando a todas las personas que se cruzan en su camino, la sonrisa tímida que sale de sus labios y la mirada sincera y segura de sus ojos. Una mirada dice más que mil palabras, y que su buen hacer y profesionalidad ayude a muchos clientes a vivir más seguros en este mundo cargado de violencia y sin valores éticos, donde el respeto por lo ajeno parece que haya pasado a segundo témino.