Martes, 12 de diciembre de 2017

Es importante acompañar a nuestros hijos para que no se conviertan en omnívoros digitales, porque comen todo lo que las redes les echan, o capullos informáticos, porque deambulan ensimismados en océanos llenos de redes plagadas de amistades peligrosas

Agustín D. Moratalla, filósofo, en su artículo ‘Hijos conectados’ de SALAMANCArtv AL DÍA