Lunes, 18 de diciembre de 2017

Ocho de cada diez españoles votarían lo mismo pese a los resultados del 20-D

Un 16,9% dudó entre la papeleta de Ciudadanos y PP y un 11,6% entre PSOE y Podemos; Alberto Garzón sigue siendo el político mejor valorado, seguido de Albert Rivera

Ocho de cada diez españoles habrían votado lo mismo de haber conocido los resultados del pasado 20 de diciembre, según la encuesta publicada hoy por el CIS, el mismo día de la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones para el próximo 26 de junio.

Según el barómetro, los que de saber de la situación surgida tras las pasadas elecciones se habrían abstenido o habrían votado en blanco llegan al 8%, mientras que sólo el 5,3% de los encuestados habría optado por votar a un partido o coalición distinto. Los que votaron en blanco o nulo y ahora lo harían por algún partido son sólo el 0,5% mientras que los que se abstuvieron y ahora votarían representan el 1,7%.

La encuesta, realizada entre los días 7 de enero y 19 de marzo, revela también que un 19,9% de los electores dudó entre uno o varios partidos antes de acudir a las urnas, lo que puede convertirse en clave para el 26-J. Fue en este periodo cuando Mariano Rajoy declinó presentarse a la investidura mientras que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, fracasó en la suya a pesar del apoyo de Ciudadanos.

La mayoría dudó entre votar al PP o a Ciudadanos (16,9%) y, entre PSOE y Podemos (un 11,6). Los electores que no sabían si votar a Podemos o Ciudadanos fueron un 8,4% y, entre Podemos e Izquierda Unida, el 9,3%. La mayoría (65,8) asegura, sin embargo, que finalmente votó por convicción.

Los políticos y sus "intereses personales"

En cuanto a la campaña electoral, que ahora tendrá que repetirse, la aceptación ciudadana no ofrece buenos resultados: un 62,5% asegura que no vio los debates y las entrevistas de aquellos días y el 56,6% no le hizo caso a la propaganda electoral y a los programas.

Muy significativo también es el dato que se refiere a los políticos. Siete de cada diez españoles considera que "no se preocupan mucho de lo que interesa a la gente" y que están en política sólo para buscar "sus intereses personales". En este sentido, los ciudadanos encuestados creen que la cuestión que más preocupa a los españoles es el paro (60,85) seguido de la corrupción (13,9%). Además, la mayoría -tres de cada cuatro encuestados- considera que la situación económica es mala (40,8) o muy mala (20,2).

Rajoy, el peor valorado

El CIS también incluye una valoración de los líderes políticos. El dirigente mejor valorado es Alberto Garzón (IU) con 5,23 puntos en una escala del 1 al 10; el peor es Mariano Rajoy, con 3,43 puntos. Tras Garzón es el presidente de Ciudadanos es el que saca mejor nota con un 4,55; seguido del socialista Pedro Sánchez, 4,11 y del secretario general de Podemos con 4,06.

Fuente El Norte de Castilla