Sábado, 16 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Llega la hora de la retirada de las pintadas alusivas a Primo de Rivera

CIUDAD RODRIGO | Una empresa especializada se encargará a lo largo de los próximos días de hacer desaparecer las pintadas

En la mañana del martes dieron comienzo los trabajos para hacer desaparecer de las Iglesias de Cerralbo y San Pedro-Isidoro de Ciudad Rodrigo las sendas pintadas alusivas a José Antonio Primo de Rivera que lucen en sus muros exteriores.

En el caso de la Iglesia de Cerralbo, la pintada está situada en el lateral izquierdo del templo, siendo muy visible para todos aquellos que van paseando desde la Catedral en dirección a la Plaza Mayor. Mientras, en lo que respecta a la Iglesia de San Pedro-San Isidoro, el nombre de José Antonio Primo de Rivera está en la fachada principal, a la izquierda de la puerta de entrada al templo.

Como se puede ver en las imágenes, los trabajos (que cuentan con el visto bueno del Obispado, al tratarse de templos eclesiásticos) han comenzado por la pintada de la Iglesia de San Pedro, que se entiende como menos problemática, ya que en la de Cerralbo hay repartida más pintura.

Aunque las pintadas están en templos eclesiásticos, su retirada es responsabilidad del Ayuntamiento, ya que fueron realizadas en el año 1940 por acuerdo del Consistorio. De este modo es el Ayuntamiento quién va a correr a cargo del coste del proceso de desaparición de las pintadas, que ejecutará una empresa especializada.

La retirada de las pintadas se realiza siguiendo los preceptos la Ley de la Memoria Histórica del año 2007, y más específicamente, del acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de octubre de 2015, por el cual se alcanzó el compromiso de cumplir los preceptos de esa Ley.

Dentro de este proceso se incluye la retirada de la Medalla del Sitio de Ciudad Rodrigo a Francisco Franco, el cambio de nombre de Águeda del Caudillo, la desaparición de las calles de las pedanías de Ciudad Rodrigo que aún tienen nombres franquistas, y la elaboración de un mapa de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones “conmemorativas de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”, para proceder posteriormente a su retirada.