Viernes, 15 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Un encierro a caballo abre este viernes las fiestas del Noveno

SAN FELICES DE LOS GALLEGOS | Además de las reses adquiridas por el Ayuntamiento, las fiestas contarán con cuatro novillos más donados por aficionados para encierros y desencierros

Ángel "el mellizo" encerrando un toro con el carro en el 2007, imagen que muchos esperan repita el sábado / M. C.
 

PROGRAMA 


VIERNES 6
16.30 H. Encierro a caballo.
17.00 H. Capea de vaquillas.
23.00 H. Verbena con Apolo.
 
SÁBADO 7
09.00 H. Toro del aguardiente.
11.30 H. Encierro a caballo.
13.00 H. Capea, prueba del ganado.
17.00 H. Novillada con la actuación de David Salvador, que lidiará un eral de José Tomás García ‘Joseto’. A continuación, capea.
19.45 H. Desencierro mixto.
24.00 H. Verbena con el grupo Seven.
 
DOMINGO 8
11.00 H. Encierro a caballo.
A continuación, misa y lectura de la Real Sentencia.
13.00 H. Capea, prueba del ganado.
17.00 H. Clase práctica con la actuación de Domingo Raúl Montero, que lidiará un eral de José Tomás García ‘Joseto’. A continuación, capea
19.45 H. Desencierro mixto.

Como viene siendo tradicional, el programa de las fiestas del Noveno se desarrolla a lo largo del segundo fin de semana de mayo, en esta edición los días 6, 7 y 8, y son los festejos taurinos, especialmente encierros, desencierros y capeas los que copan el interés de miles de personas llegadas de toda la geografía nacional.

Este año, El Noveno contará con cuatro novillos más de los adquiridos habitualmente por el Ayuntamiento, pues un grupo de Amigos del Noveno dona tres animales, dos de la ganadería de José Tomás García ‘Joseto’, y uno más de Jesús Ramos. Igualmente, la Asociación Cultural Tauroarribes, con motivo del quinto aniversario de su constitución, pondrá el día 7 en la plaza san feliceña el I Toro del Abadengo, de la ganadería de Jesús Ramos. Otra de las novedades será el encierro a caballo previsto a las 16.30 del viernes 6 de mayo, festejo que será el encargado de abrir la programación y al que seguirá la tradicional capea de vaquillas a las 17.00 horas, para concluir esta primera jornada con una verbena en la noche y que será amenizada por la orquesta Apolo.

El sábado comenzará con el toro del aguardiente a las nueve de la mañana, festejo al que seguirá –llegado el mediodía– el segundo de los encierros a caballo y al que seguirá la prueba del ganado en formato capea. A las cinco de la tarde dará comienzo la novillada, lidia de un eral a cargo del alumno de la Escuela de Tauromaquia de Salamanca, David Salvador, de La Fuentes de San Esteban y brillante triunfador del bolsín de Vitigudino. A continuación se celebrará una capea con novillos y vacas y su posterior desencierro por las calles. Y a las 24.00 horas una verbena, ahora amenizada por el grupo Seven.

La jornada del domingo, día grande de las fiestas, comenzará a las 11.00 horas con el encierro a caballo, que dará paso a la misa, la lectura de la Real Sentencia de 1852 y el canto del Te Deum. A las 13.00 horas, capea para la prueba del ganado, y a la cinco de la tarde,  clase práctica en la que intervendrá el novillero Domingo Raúl Montero de villar de la Yegüa, que lidiará un novillo de la ganadería de José Tomás García ‘Joseto’. A continuación se celebrará una capea y seguidamente el desencierro de las reses, festejo este que pondrá punto final a las celebraciones.

El Noveno, Bien de Interés Turístico Regional

Desde que el 11 de mayo de 1852 el Tribunal Supremo dictaminara sentencia favorable a los vecinos de los pueblos de San Felices de los Gallegos, Ahigal de los Aceiteros y Barba de Puerco (hoy Puerto Seguro), por la que quedaban exentos del pago del impuesto de un noveno de sus frutos a la Casa de Alba, esa fecha ha quedado implantada en cada una de las generaciones que se han sucedido en San Felices en estos 163 años.

Por tanto, las fiestas del Noveno no corresponden a creencias ni dogmas, sino a la victoria de un pueblo que supo ganarse su dignidad con la fuerza de la razón, un hecho histórico que desde entonces se ha venido trasmitiendo de padres a hijos y que llega hasta nuestros días de manera inalterable, tal y como concibieron entonces los que lucharon por una causa que otros dieron por perdida.

Testimonios de aquel momento, ya situado en la historia de estos pueblos, reviven de nuevo en las calles de San Felices de los Gallegos como si el tiempo no hubiera pasado. El cierre de la plaza con carros y la celebración de capeas y verbenas rememorando aquellos hechos con la lectura de la Real Sentencia ante los alcaldes, se mantienen invariables. Tanto es así que en el año 2005, siendo alcaldesa María Soledad de Tapia Rivero, las fiestas de El Noveno fueron declaradas de Interés Turístico Regional.

Desde entonces, los vecinos de San Felices han logrado que estas celebraciones permanezcan inalterables en el tiempo. Incluso con el único objetivo de contribuir al cierre de la plaza, conservan los carros que hace décadas dejaron de acarrear aceituna, vino o centeno. Sin duda, esta singular estampa, en el conjunto arquitectónico en que se enmarca la villa, hace que el visitante retroceda en el tiempo y se sumerja en las historias medievales que allí se vivieron.

Pero son los encierros a caballo y los desencierros un espectáculo que envuelve a propios y extraños en un único regazo, pues, junto con la cordialidad de sus gentes, han hecho que estas fiestas sean punto de encuentro para miles de personas llegadas desde todos los puntos de España.

Real Sentencia de 1852


"Fallamos que debemos confirmar y confirmamos la Real Sentencia de vista pronunciada en dicho pleito por los Señores Magistrados de la Sala 1ª de esta Audiencia en 27 de abril de 1848. Suplicada por la parte del Excmo. Sr. Duque de Werwik, Liria y Alba, entendiéndose con la adición de que el noveno de sus frutos con que los vecinos de dichos pueblos le contribuían es de las prestaciones abolidas por la ley, como procedente de Señorío Jurisdiccional y vasallaje. Por esta nuestra Real Sentencia definitiva en grado de revista, sin hacer especial condenación de costas. Así lo mandamos, firmamos y pronunciamos, Señores: Don Eduardo Elio; Don Ventura María Asensi; Don Leonardo Gil de la Cuesta; Don Higinio Melero; Don Vicente Ramos de Cagigal, y Don Manuel Lope Gallego".


La tradición


Concluido el pleito y comunicada la sentencia, los vecinos organizan una gran fiesta en San Felices, se declaran tres días festivos con banquetes y encierro, se cierra la plaza con carros y se celebran capeas y verbena con un gasto de 2.407 reales de vellón y 22 maravedíes. Con posterioridad, se convoca a los alcaldes, procuradores y vecinos de los tres pueblos,  para el día 27 de septiembre de 1852, con el fin de trasladar la sentencia desde la casa de José Manzanera hasta la iglesia parroquial, donde sería leída en público, depositada en el archivo y acordándose que las llaves del archivo obraran en poder del alcalde de San Felices, y que cada año, el 11 de mayo, se reunieran en la villa los tres ayuntamientos para cerciorarse de que seguía archivada la Real Sentencia y participasen en los actos organizados, asistiendo a la misa con diáconos y al canto del ‘Te Deum’.