Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Infancia (Poema)

Recordando el azul  de la infancia,

el pañuelo olvida el llanto,  y el

corazón renace cada día,

en el silencio de unos brazos

anudados a la dulzura laurea de ser niña.

Que lentas pasan las  horas,

sin ver la quietud de tus ojos

 en el ciego color del abandono,

moribunda realidad

macerada entre silencios al decaer la tarde.

A tientas acaricio el agua sombría,

deseando retener el tiempo entre mis manos,

para que no se apague la luz de la puericia.

 

Isaura Díaz de Figueiredo

 

7 de octubre de 2000