Lunes, 11 de diciembre de 2017

La mentirosa verdad del cine

Que se nos han venido los americanos de mucho celuloide a rodar a Salamanca. Y bien está, lo celebró.
Y que hubo colas, me dice la mía, y que por qué no me presenté, con lo aparente que soy.
Y yo: que no sé..., que no me enteré..., tú.
Pero hoy me he colado en la ficción en la que se anda estos días Salamanca con los Guiris de América.
Resulta que ruedan aquí lo de la Julieta y lo del Romeo esos.
Y mi hijo sale..., ¡Que lo sepas! le dice una a la otra: Pues que sepas tú que el agua que se beben se la vendo yo, !ja...!
Y así nos andamos...
Y hoy les he visto lo que ya sabía de otros rodajes: la poca alegría en los actores en la novena repetición de una escena, sobre todo cuando tomaban un bocadillo del catering.
Buenos cuartos dejarán en las arcas municipales, dice el otro.
Sí, respondo...
Pues eso, tú...
Mientras, la belleza de Salamanca se refleja en los siglos de la memoria, y unos tales Melibea, Calisto, Celestina, están entre nosotros sin requerir mas cámara que tus ojos.

Pues eso...Feliz jornada, amigo virtual y de virtud. 


Imagen: Reflejos en el patio de "Escuelas Menores" o de "Los Irlandeses" de la Universidad de Salamanca.