Lunes, 18 de diciembre de 2017

La Junta impulsará la responsabilidad social empresarial con criterios de la ONU

Se quiere promover la implantación voluntaria de estas prácticas en el mayor número de empresas

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, ha inaugurado hoy la jornada ‘Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, 17 Objetivos para Transformar el Mundo’ organizada por la Junta de Castilla y León y ‘Visión Responsable’ que ha analizado el Pacto Global de las Naciones Unidas (ONU), cuyo fin es promover el Diálogo Social para la creación de una ciudadanía corporativa global, que permita conciliar los intereses de las empresas, con los valores y demandas de la sociedad civil, los proyectos de la ONU, los planteamientos de sindicatos y organizaciones no gubernamentales (ONG) sobre la base de diez principios relacionados con los derechos humanos, el trabajo, el medio ambiente y la corrupción.

El Pacto Mundial de Naciones Unidas opera en España a través de una red nacional que cuenta con 2.600 entidades adheridas a esta iniciativa de responsabilidad social empresarial. Estas entidades son grandes empresas con una participación del 12 %,  PYMES con un peso del 72 % y el 16% restante tiene representación de entidades del tercer sector, sindicatos, asociaciones empresariales e instituciones educativas.

El Pacto Global de la ONU es un instrumento de libre adhesión para las empresas, sindicatos y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de aplicar los 10 Principios que lo integran en sus estrategias y operaciones.

Estos 10 principios son los siguientes: Los dos primeros son generales y se centran en el apoyo y respeto de la protección de los derechos humanos, y no participar en ningún abuso de los derechos. Los siguientes cuatro principios se centran en el ámbito laboral y se refieren apoyar los principios de la libertad de asociación y sindical y el derecho a la negociación colectiva; a la eliminación del trabajo forzoso y obligatorio; a la abolición de cualquier forma de trabajo infantil; y a eliminar la discriminación en materia de empleo y ocupación.

Hay tres principios más que se centran en la protección del entorno de la vida y el medio ambiente. Estos son: las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente; las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental; y deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente. El décimo y último principio se centra en la lucha contra la corrupción: las empresas e instituciones deberán trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidos extorsión y soborno.

Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ODS)

En septiembre de 2000, sobre la base de una década de conferencias y cumbres de las Naciones Unidas, los líderes de las naciones se reunieron en la sede en Nueva York para adoptar la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, en la que los países asumieron el compromiso en una nueva alianza mundial para reducir la pobreza extrema. Para ello se establecieron ocho objetivos, conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que ponían como horizonte el año 2015. Estos objetivos son: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el VIH/SIDA, paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y por último fomentar  una asociación mundial para el desarrollo.

En la Cumbre para el Desarrollo Sostenible, que se llevó a cabo en septiembre de 2015, los Estados Miembros de la ONU aprobaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, que incluye un conjunto de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático. Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), orientan la política de desarrollo y la política financiera durante los próximos 15 años, comenzando con una promesa histórica de erradicar la pobreza extrema en todas partes y para siempre.

Los 17 Objetivos Mundiales (ODS) reemplazan a los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) son: el primero es poner fin a la pobreza; el segundo lograr el hambre cero; el tercero es la buena salud; consecutivamente los objetivos continúan con la educación de calidad; la igualdad de género; agua limpia y saneamiento; energía asequible y sostenible; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación, e infraestructura; reducir inequidades; ciudades y comunidades sostenibles; consumo responsable y producción; acción climática; vida marina; vida en la tierra; paz, justicia e instituciones fuertes; y por último el décimo séptimo objetivo es lograr las alianzas para lograr los objetivos anteriormente descritos.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) están directamente vinculados a las  políticas de Responsabilidad Social Empresarial que se vienen desarrollando en las empresas privadas y públicas de Castilla y Leon y del resto de España.

El Plan de Responsabilidad Social Empresarial de Castilla y León

El III Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial 2014-2020, aprobó el Plan de Responsabilidad Social Empresarial de Castilla y León. A través de este Plan se quiere promover, la generación, difusión e implantación voluntaria de criterios y prácticas de RSE, en el mayor número de empresas, a través de acciones de Difusión y Sensibilización, Formación y Promoción.El objetivo es lograr un aumento de la competitividad y la reputación de las empresas y una mejora en las condiciones del entorno social, ambiental y económico en el que operan. Para ello se inspira en valores como la Voluntariedad, Responsabilidad, Innovación, Transparencia, Calidad, Implicación, Consenso e Integración.

La elaboración del Plan Regional de RSE es coherente con los Principios del Pacto Mundial, Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración de Rio y los principios de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). EL Plan pretende adaptarse permanentemente a las orientaciones y al marco nacional de referencia que se establezca en el CERSE (Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial), y por tanto con el contenido de la nueva Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas 2014-2020

Sus objetivos son el fomento de prácticas responsables que promuevan una mayor competitividad capaz de generar una sociedad más productiva, sostenible e integradora FRENTE a un modelo anterior de organizaciones que sólo daban cuentas a los accionistas o al capital y, por tanto, sólo buscaban la maximización del beneficio económico.

La Consejería de Empleo aplica ya criterios de mejora en el ámbito de la RSE. Entre ellos destaca el acuerdo de directrices vinculantes para los órganos de contratación de la Administración de CyL sobre incorporación de cláusulas sociales en la contratación pública con dos aspectos importantes: la reserva de contratos en los Centros Especiales de Empleo de la Comunidad  y Empresas de Inserción, por una parte, y la inclusión de cláusulas sociales en los contratos públicos en general para favorecer a las empresas que tengan un mayor número de trabajadores con discapacidad. Y a proveedores de empresas que contraten a este tipo de trabajadores.

Otro ejemplo puesto en marcha por el gobierno de la Comunidad se dirige a la reservas de puesto de trabajo para personas con discapacidad: de esta forma las empresas públicas y privadas que empleen a un número de 50 o más trabajadores vendrán obligadas a que de entre ellos, al menos, el 2 % sean trabajadores con discapacidad. De la misma forma destaca el criterio aplicado en las administraciones públicas para establecer distintos porcentajes de reserva de trabajadores con discapacidad.