Domingo, 17 de diciembre de 2017

Concentración silenciosa por el derecho, y no privilegio, del empleo

Acto organizado por Cáritas Salamanca dentro de las actividades del Día Internacional del Trabajador

Porque el empleo no es un privilegio, es un derecho. Bajo este lema Cáritas, dentro de las actividades con motivo del Día Internacional del Trabajador, ha organizado este jueves una concentración silenciosa, junto a la iglesia de San Marcos. Durante la misma se ha hecho entrega del lazo solidario del empleo.

“Desde Cáritas, creemos en principios fundamentales como dignidad, trabajo decente, ética y prioridad de la persona sobre los intereses económicos. El empleo que está surgiendo es precario, a tiempo parcial, con un elevado índice de temporalidad y con desigualdad salarial. De manera que hoy es posible ser trabajador y ser pobre.

La vida de las personas y de las familias depende del empleo porque a través de él podemos adquirir un conjunto de derechos sociales como son el salario, la seguridad social y la jubilación.

El número de personas desempleadas en Salamanca asciende a 30.539, la falta de empleo aumenta el número de personas en situación de exclusión social y la formación laboral no es accesible para todas las personas. Hay más de 7.700 familias con todos sus miembros en paro en Salamanca, por eso, es importante que las prestaciones por desempleo lleguen a un mayor número de personas y sobre todo, a favor de facilitar la formación de las personas sin trabajo, especialmente de aquellas con mayores dificultades”.

Fotos: Alberto Martín