Viernes, 15 de diciembre de 2017

Ángel Gabilondo: “La política cambiará cuando se olvide el interés partidista o sectario”

El exministro de Educación y catedrático de Filosofía de la Universidad Autónoma de Madrid participó este jueves en el ciclo “El pensador y la obra”

Ángel Gabilondo, en el centro, saluda a unas personas antes de la conferencia

El exministro de Educación y catedrático de Filosofía de la Universidad Autónoma de Madrid, Ángel Gabilondo, participó este jueves en el ciclo “El pensador y la obra”, coordinado por María Martín Gómez y organizado por el Servicio de Actividades Culturales. A la sesión asistió también la vicerrectora de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria, Cristina Pita.

Antes de comenzar el acto Ángel Gabilondo atendió a los medios y realizó un pequeño análisis de cómo está la situación política. “Creo que es indispensable que si creemos que la prioridad es el bienestar de los ciudadanos hay que estar a la altura de eso. Si cuando llega el momento de la verdad lo anteponemos a todo y no pensamos en el interés partidista o sectario nos irá bien. Hay que intentar vivir para afrontar esos retos de lo contrario nadie nos va a creer”, destacó.

El catedrático explicó que venía a Salamanca a “presentar el itinerario de su vida filosófica, qué motivos me han llevado a dedicarme a lo que me dedico, a escribir lo que he escrito y comprometerme públicamente a lo que me he comprometido. A uno le da pudor hablar de sí mismo, pero es interesante que uno dé cuenta pública de su experiencia y de su compromiso aunque no daré nunca lecciones a nadie y cómo debe comportarse”.

Gabilondo indicó que “el balance que puedo hacer es sobre el pensamiento y la vida. A veces creemos que el pensamiento es un poco abstracto y no tiene que ver con la vida que vivimos. Creo que hay una forma de entender el pensamiento y consiste en ser de palabra y estar a la altura de esas palabras que dice”.

El exministro de Educación dijo que las humanidades son un desafío para ellas mismas. “El ser práctico debe tener una rentabilidad especial, pero no aplicarlo directamente ya que las víctimas suelen ser las humanidades”, finalizó.

Fotos: Ángel Arroyo