Sábado, 16 de diciembre de 2017
La Sierra al día

"Mientras salga San Marcos en procesión, el pueblo seguirá vivo"

CERECEDA | 'Gatos' y 'Gatas' se festejaron este lunes con una fiesta patronal llena de alegría y nostalgia

Tras dos semanas de lluvia, este lunes, como anunció el pregonero, "las nubes se irán rodando, lucirá, al fin, el sol". Y como un agüero de buen presagio se cumplió la máxima de San Marcos y Cereceda disfrutó este 25 de abril de su fiesta de primavera en honor al Santo Evangelista.

Un pueblo, apellidado por muchos "de la Sierra", pero con espíritu de Campo Charro, de arrieros y pastores de ganado, que lleva el alma al ralentí "enfermo de nostalgia y de silencios", como tantos otros, pero que en los días señalados en el calendario, aquellas que llamaban las "fiestas de guardar" se despereza de su monotonía y se llena de vida, con mozos y mozas en el baile, vecindario puesto guapo al calor de la misa, de la procesión y del ofertorio.

Aunque siempre, a pesar de la pequeña multitud, se echa en falta "un pueblo lleno". Como en aquellos tiempos… Cada año un grupo de jubilados, que gastaron muchos años de su vida lejos de Cereceda, acuden a la Fiesta grande de su pueblo y se unen al reducido número de vecinos que lo habitan durante todo el año.

El pasacalles de El Mariquelo con la gaita y el tamboril, el repique de las campanas, los cohetes y, este año, un recorrido especial de la Procesión con la imagen de San Marcos, devolvieron la vida al municipio. También el convite, a cargo del Ayuntamiento en la antigua Escuela de los Niños, rememoró ecos  del bullicio infantil y a muchos los devolvió a los años felices de la niñez.

Como escribió Marcos el año pasado "es un día de fiesta y de nostalgia, pero también de esperanza. Y es que mientras San Marcos salga en procesión y haya ofertorio en la plaza, Cereceda seguirá viva, enferma y herida, pero viva".

 

Texto : Atanasio Sánchez

Fotografías : El Mariquelo, José Luis Domínguez, Constantino González