Sábado, 16 de diciembre de 2017

 La Vía de la Plata entre Puerto de Béjar y Valdefuente de Sangusín

Antes de entrar en el casco urbano a nuestra derecha están los restos del antiguo fortín romano / árabe, del cual solo queda el recinto y es difícil definir una época ha sufrido varias reformas y usos a lo largo de la historia, más tarde pasaremos la Ermita del Humilladero convertida hoy en albergue de peregrinos del Camino de Santiago del Sur, la entrada del casco urbano de la Calzada de Béjar se realiza por un camino de 7 metros.

La vía pecuaria atraviesa la calle principal con sopórtales y con signos de carácter religioso que nos dan una idea de que no encontramos en el mencionado Camino de Santiago Sur, abandonando el casco urbano de La Calzada de Béjar por el lado Norte durante un kilómetro discurre por un tramo bien definido, por los parajes de Prado de Oviedo y Rechinas entre cercas de mampuesto que la separan de los pastizales y praderas adyacentes con disponibilidad de agua (fuentes, abrevaderos y charcas) y en buen estado el pasto, ya que apenas se transita por este tramo de la cañada. En definitiva podemos definirlo como modélico a no ser por la anchura que tiene la vía pecuaria, 7 metros.

A la altura del paraje El Plantío la cañada se cruza con la carretera comarcal C-515 (Béjar -Tamamés) y continua por un camino recto que comienza con una anchura de 15 metros para ir estrechándose hasta 6 metros, atravesando los parajes de Prados Merinos y Prado Completo.

 A dos kilómetros del cruce con la carretera C- 515 y a la altura del paraje La Dehesa, la vía pecuaria cambia bruscamente dirección (NE a NO) realizando un ángulo recto y se separa de La Calzada Romana Vía de la Plata que sigue para el Norte.

 La calzada va a caballo entre los términos municipales Valdefuentes de Sangusín y Navalmoral de Béjar, siguiendo hacia el sur por los parajes de Prado Campillo, Prados Merinos (nombre de la raza de oveja que trashumaba, la merina) (Casa de los Vegones del Campillo). En este lugar y en la casa de los Vegones del Campillo sirve de pilar a la pared del pajar otro miliario con el número CXXXIX y El Plantío donde se cruza con la carretera que va desde Béjar a Ciudad Rodrigo, para seguir cañada y calzada por los parajes de Las Rechinas y Prado de Oviedo. Aquí el paso de la calzada es amplio y bordeado por paredes de cercas de piedra hasta entrar el casco urbano de La Calzada de Béjar.

En el paraje la Calzada a escasos metros de la Laguna de la Dehesa, la calzada y la cañada toman rumbos diferentes. La cañada da un giro hacia el este atravesando los parajes del Campo y Saniela ya en el término de Valdefuentes de Sangusín.

Tras el área predominante de la Sierra el paisaje se suavizan en la cuenca del río Sangusin. Esta zona poco poblada junto a dehesas de robles muy aclaradas los prados de siega y pastos con dosel arbóreo de robles y fresnos. Según se asciende hacia el Alto Alagón la influencia atlántica provoca mayor número de precipitaciones.

El uso predominante en la zona es forestal, además de ganadero (predominantemente de ganado bovino)