Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Arrancan las esperadas obras de derribo y consolidación del emblemático Portalillo

CIUDAD RODRIGO | La intervención durará unas tres semanas y se une a la que también se está realizando en el edificio situado justo enfrente

A primera hora de la mañana del martes dieron por fin arranque las esperadas obras de derribo y consolidación del emblemático Portalillo del Arrabal del Puente de Ciudad Rodrigo, de las que se va a encargar la empresa mirobrigense Manuel J. Sánchez Blanco.

El histórico edificio, que tiene una catalogación especial dentro del Plan General de Ordenación Urbana –de ahí que se haya demorado la intervención-, comenzó a venirse abajo, tras varios lustros sin uso, en octubre del año pasado, cuando las lluvias provocaron que se derrumbase parte del tejado, sin causar por fortuna daños personales.

Desde ese momento, se inició el proceso para intentar que los propietarios del inmueble (que ha cambiado de manos, siendo ahora mismo del Banco Santander) procedieran a intervenir. Sin embargo, para que eso llegara a ocurrir ha sido necesario que el Ayuntamiento fijase una serie de plazos y hasta diera una especie de ultimátum hasta que por fin se ha tenido listo el proyecto, que ha recibido en los últimos días el visto bueno del Colegio de Arquitectos.

Hace diez días (el viernes 15), la entidad propietaria tomó de forma efectiva las riendas del Portalillo, procediendo a colocar la empresa Manuel J. Sánchez Blanco sus propias vallas en torno al inmueble, sustituyendo a las que tenía allí el Ayuntamiento desde que ocurrió el derrumbe.

La intervención que arrancó en la mañana del martes consiste en el derribo y consolidación de la estructura. De este modo, se retirarán todos los escombros caídos, vigas o tejas, y se vaciará el interior del inmueble, conservando eso sí la fachada completa, incluido el Portalillo propiamente dicho.

A la hora de conservar esta fachada, lo que se va a hacer es asegurarla, colocando perchas de estructura metálica para que quede apuntalada. Mientras, los laterales del inmueble quedarán tapiados para evitar que se pueda acceder (en el lateral derecho se conservará parte de la pared original, a un tamaño más reducido).

El inmueble quedará en ese estado de forma indefinida ya que a día de hoy la entidad propietaria, el Banco Santander, no tiene previsto ‘construir’ otro inmueble (que en todo caso debería mantener la fachada actual). Está previsto que el proceso de derribo y consolidación de la fachada dure unas tres semanas.

La intervención en el Portalillo va a suponer un cambio radical de imagen para el Arrabal del Puente -en comparación con los últimos meses-, que se une a la intervención que se está realizando en el edificio situado justo enfrente, que también estaba en ruinas. Como se puede ver en las imágenes, el derribo de este inmueble ya está avanzado, lo que permite al menos eliminar el riesgo de caída de piedras.