Martes, 12 de diciembre de 2017

Nueva campaña de sensibilización de la Junta y Cruz Roja para fomentar el acogimiento familiar

Con el lema ‘Todos los niños quieren una familia para ser felices. Acoge y comparte su felicidad’  busca sensibilizar a la población

Nueva campaña para fomentar el acogimiento familiar

 El delegado territorial de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena, y el presidente de Cruz Roja Salamanca, Jesús Juanes, han presentado la campaña, que pretende que más familias de la Comunidad, y este caso de la provincia, se ofrezcan para ser acogedoras de niños y niñas que lo necesiten. En Salamanca, un total de 13 niños y niñas están en espera de ser acogidos por una familia.

La presentación de esta campaña en Salamanca también ha contado con la participación de la gerente territorial de Servicios Sociales, Isabel Fernández Cambón, el coordinador provincial de Cruz Roja, Javier Vicente,  y los técnicos encargados de gestionar el programa.

El acogimiento familiar es una figura clave en el Sistema de Protección y Atención a la Infancia que desde la Junta se desarrolla y al que se destinan más de 51 millones de euros. Un sistema que en el año 2015 atendió a casi 40.000 menores a través de distintos programas. El delegado territorial ha explicado que existen familias que, por diversas circunstancias, no pueden hacerse cargo de la atención y educación de sus hijos, por lo que el acogimiento familiar se configura como una medida clave orientada para los niños y niñas que necesitan una atención familiar complementaria o sustitutiva de la de sus propios padres durante un tiempo determinado.

Precisamente desde este convencimiento, Castilla y León promovió que este planteamiento fuera regulado por una ley estatal en defensa de los intereses de los niños más pequeños. Finalmente la ley se aprobó con estas consideraciones aportadas por la Comunidad, lo que ha introducido modificaciones en el sistema de protección a la infancia y a la adolescencia en el sentido de que prevalezca el acogimiento familiar sobre el residencial para cualquier menor, especialmente para los menores de seis años, y que el acogimiento residencial para menores de tres años sólo debe darse en supuestos de imposibilidad acreditada o cuando la medida no convenga al menor.

Dentro de esta nueva campaña de sensibilización de la Junta y Cruz Roja se han editado 20.000 dípticos y 5.000 carteles que se están distribuyendo por toda la Comunidad y se desarrollarán campañas a nivel mediático.‘Todos los niños quieren una familia para ser felices. Acoge y comparte su felicidad’ es el slogan elegido, que procede de un niño de acogida, para esta nueva campaña y para la que se han escogido, por un lado, la imagen de un dibujo en el que se expresa la emoción de familia y niños cuando se produce el momento de ese encuentro y, por otro, la imagen de una familia acogedora de la Comunidad bajo un mensaje que parte también de la propia familia “Estás con un niño día a día y ves cómo va evolucionando, creciendo, sobre todo que es feliz…Y entonces piensas: ¡algo estaré haciendo bien!”

Datos sobre el acogimiento familiar en Salamanca

El acogimiento familiar es una medida del Sistema de Protección a la Infancia orientada a niños y niñas que necesitan una atención familiar complementaria o sustitutiva de la de sus propios padres durante un tiempo determinado. Se trata de un recurso que permite a muchos niños y niñas disfrutar de una familia, aunque no sea la suya, durante el tiempo que se considere necesario hasta que se solucione el problema, porque lo natural es crecer en una familia.

Los acogimientos familiares pueden ser con familia extensa o con familia ajena. Se entiende por familia extensa a otros familiares del menor distintos a sus padres como abuelos, tíos, u otros familiares, con previa y positiva relación. Es la primera medida que se contempla ya que los menores no rompen con su entorno. Los acogimientos con familia extensa se gestionan directamente desde la Administración. Cuando no existe familia extensa que pueda hacerse cargo, o no se considera conveniente para el menor, es cuando se realiza un acogimiento con familia ajena. Se selecciona una familia ajena tras un proceso de información,  formación, valoración y selección. Todo este proceso en acogimiento con familia ajena es el que la Administración gestiona en colaboración y a través de Cruz Roja.

Respecto a los requisitos para ser familia de acogida fundamentalmente es ser una familia solidaria con la infancia, independientemente de su configuración, estado civil, orientación sexual o número de hijos.

En 2015 se llevaron a cabo en Salamanca un total de 132 acogimientos familiares, de los que 75 fueron con familia extensa (con pariente o relación previa y positiva con el menor) y 57 con familia ajena (con personas que no guardan ningún parentesco con el niño). A día de hoy, en Salamanca están acogidos con familia extensa un total de 53 niños y niñas, y con familia ajena, 36 menores, es decir, que en este momento hay 89 menores en acogimiento familiar en la provincia.

En Castilla y León, durante el 2015 se llevaron a cabo un total de 912 acogimientos familiares, de los que 472 fueron con familia extensa y 440 con familia ajena. De los 912 acogimientos, 295 fueron nuevas formalizaciones de acogimientos, 119 de ellos con familia extensa y 176 con familia ajena. Al finalizar el año, de todos los niños protegidos por la Junta y separados de sus familias, el 62 % se encontraban en acogimiento familiar.

A día de hoy, el número total de acogimientos familiares que hay en Castilla y León es de 656, de los cuales 354 son con familia extensa y 302 con familia ajena. No obstante, actualmente hay 79 niños en espera de ser acogidos por alguna familia, por lo que, entre otros motivos, se pone en marcha una nueva campaña de sensibilización para captar familias que quieran ser acogedoras. En Salamanca, el número de niños en espera de ser acogidos por una familia es de 13.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades destinó en 2015 al programa de acogimientos familiares casi 3,9 millones de euros, lo que supuso un incremento del 15 %, 500.000 euros, respecto al año anterior.

Novedades en el modelo de protección y catálogo de apoyo a las familias

En Castilla y León se ha establecido un amplio catálogo de apoyos para lograr impulsar el acogimiento familiar y que el modelo de protección y atención a la infancia introduce, como novedad, actuaciones de apoyo tanto a la familia biológica, para tratar de reconducir la situación que llevó a no poder atender a sus hijos, como a la familia acogedora y al propio menor acogido.

Con la familia biológica se llevan a cabo programas de intervención familiar para la superación de las dificultades en la atención a sus hijos y cuenta con los puntos de encuentro familiar para aquellas situaciones en las que sean posibles las visitas con sus hijos.

Por su parte, a la familia acogedora se le presta una formación inicial y a lo largo de todo el proceso de acogimiento reciben apoyo, asesoramiento y orientación. Junto a esto, cuentan con grupos de apoyo y autoayuda y con un servicio telefónico de emergencia las 24 horas. También reciben estas familias acogedoras apoyos económicos, exentos en el IRPF, apoyos que se prolongan tras la mayoría de edad si el menor y la familia desean permanecer juntos. Al mismo tiempo, en el ámbito laboral, se reconocen bajas por maternidad para los acogimientos superiores a 12 meses, se reconocen permisos para la asistencia a las sesiones  informativas y formativas. En el ámbito educativo, cuentan con una serie de beneficios como la prioridad en la escolarización de los menores y becas para la adquisición de libros de texto.

Entre los apoyos para el menor acogido se encuentra la elaboración de su libro de vida, que recoge las circunstancias del menor y que se entrega a las familias que inician el acogimiento para que ellas registren su historia y evolución, o tratamientos psicológicos específicos.

Desde la Junta de Castilla y León se están impulsando más actuaciones para seguir mejorando este programa, como la ampliación del número de profesionales implicados en el mismo, para lo que se incrementará la subvención que se concede a Cruz Roja o la elaboración del procedimiento de actuación en materia de acogimientos. Junto a esto, se está elaborando el ‘Estatuto del Acogedor’, del que ya existe un primer borrador para comenzar las consultas con las entidades sociales de cara a configurar las medidas de apoyo y orientación a las familias, los protocolos de actuación, los beneficios que tienen las familias o los propios menores. Por último, se ha aprobado mediante resolución el Programa de Promoción de la participación en el Sistema de Protección y Atención a la Infancia de aquellos menores que han sido usuarios del Sistema, con el fin de buscar su experiencia y asesoramiento para mejorar y difundir el propio Sistema.

Fotos: Alberto Martín