Sábado, 16 de diciembre de 2017

‘El retiro del templario’, un apasionante viaje a la España de los siglos XIII y XIV

Un caballero busca la identidad propia y el sentido de la orden, una vez que las cruzadas han terminado y su vida se desenvuelve en medio de los conflictos que padecieron las gentes de León y de Castilla
Portada del libro 'El retiro del templario'

Desde niño, Ángel Infestas siempre se sintió atraído por las leyendas sobre su pueblo, especialmente las relativas a los templarios. La fascinación producida por esos relatos y el interés por profundizar en su verdad histórica le llevaron a dedicar unos años a su estudio. Una vez esbozada en sus líneas generales la trama de su novela, se dedicó durante varios años al estudio riguroso de documentos y fuentes de la época, a la vez que contó con el asesoramiento de amigos especialistas en los temas tratados. Fruto de este arduo trabajo de documentación nace El retiro del templario (megustaescribir, 2016). Infestas ha procurado reflejar con la mayor exactitud geográfica e histórica posible el escenario y la época en que se desarrolla la novela, de modo que las referencias a la villa y a los templarios se fundamentan en el estudio meticuloso de documentos de la época, evitando el recurso al esoterismo.

El retiro del templario narra cómo al final de la gesta cruzada, un caballero templario, impedido para combatir, es destinado por sus superiores a una encomienda rural, donde descubre cómo las creencias, el afán de poder y la necesidad de sobrevivir marcan la vida de cuantos le rodean y le ayudan a encontrar sentido a los momentos finales de la Orden del Temple. Tras la primera parte, que narra la caída de San Juan de Acre y el viaje de los protagonistas por el Mediterráneo, los hechos transcurren en Villalpando, en Tierra de Campos, frontera discutida entre los viejos reinos de León y Castilla. Son protagonizados por Lucas Gil de Zamora, caballero templario, que vive como experiencia personal su retiro progresivo desde Oriente hasta la supresión definitiva de la Orden del Temple. También ocupa un lugar relevante Mateo Senise, un joven sirviente que le acompaña durante todo el relato. Junto a ellos, ricoshombres, caballeros, clérigos, artesanos, labriegos y pastores, gentes de toda condición actúan en esta novela como si de un escenario se tratara, tras cuyas bambalinas se esconden figuras misteriosas que, desde lo oculto, condicionan el devenir de los acontecimientos.

Según Infestas, El retiro del templario es relevante en la sociedad actual porque ‘aquella época y la actual ofrecen las semejanzas que caracterizan a los tiempos inciertos y convulsos. Actitudes y comportamientos de muchos personajes de la novela encuentran una réplica bastante fiel en algunos contemporáneos.’ Además, cree que interesará a los lectores porque ‘ofrece una descripción viva y realista de la vida en una villa realenga, con sus intrigas y luchas de poder, y aporta una versión históricamente rigurosa de la abolición de la Orden del Temple en Castilla y León’ y quiere que, además de disfrutar de la lectura, les aporte ‘un mejor conocimiento de hechos relevantes de nuestra historia, como fueron la caída de San Juan de Acre y el final de las cruzadas de Oriente, la forma de vida de las gentes de León y Castilla en la Edad Media y, de una manera especial, los últimos momentos del Temple en esos reinos.’ 

Para más información sobre este libro accedan al enlace www.megustaescribirlibros.com

Acerca del autor

Ángel Infestas Gil nació en Villalpando, Zamora. Está casado y tiene tres hijos. Se doctoró en Sociología en la Universidad Complutense y ha desarrollado su trayectoria profesional en la Universidad de Salamanca como profesor de Sociología. Hasta el momento de su jubilación no encontró el tiempo y el sosiego necesarios para dedicarse a una afición siempre aplazada: el estudio de la historia y la escritura de ficción. Entre sus publicaciones, destacan dos libros que siguen siendo referencia académica: “Sociología de la empresa” y “Los intereses de la sociología actual.”