Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Los vecinos de la calle Rastrillo reclaman soluciones ante las continuas averías en la red de agua

CIUDAD RODRIGO | Operarios de Aqualia estuvieron reparando en la mañana del lunes una nueva avería, la 4ª en la zona en una semana según apuntan los vecinos
Operarios de Aqualia interviniendo en la mañana del lunes | Foto @kisanghani

Los vecinos de la calle Rastrillo de Ciudad Rodrigo volvieron a estar sin agua durante la mañana del lunes por tercera vez en apenas ocho días -las anteriores ocasiones fueron el lunes y el martes de la semana pasada-, debido a la reparación de una nueva avería en la red general de agua. Esta vez, la avería había surgido en un punto en las cercanías de la calle Lorenza Iglesias, donde empezó a manar agua en torno a la medianoche del domingo al lunes, según apuntaba un vecino.

Los operarios de Aqualia acudieron en la mañana del lunes a solventar la incidencia, al igual que ya habían tenido que hacer en días anteriores a las puertas del Convento de las Madres Clarisas y en dos puntos diferentes de la calle Carambana, prolongación de la calle Rastrillo hacia la Avenida de Salamanca.

La incidencia registrada en las últimas horas ha vuelto a ser especialmente problemática para el bar que hace esquina entre las calles Lorenza Iglesias y Rastrillo, que no pudo abrir sus puertas en la mañana del lunes. En este caso, la afección no se limita a las pérdidas económicas por tener el establecimiento cerrado, sino que como se puede ver en las imágenes, las fugas de agua en la red están provocando importantes humedades en la parte baja del establecimiento.

Los vecinos están molestos por la situación en sí y porque no están encontrando respuestas inmediatas por parte de Aqualia y el Ayuntamiento. Según las comunicaciones que han mantenido, desde el Consistorio se apunta que es una cuestión que debe resolver Aqualia, mientras que esta empresa les anuncia que enviará a sus técnicos. En palabras de uno de los vecinos, “es más fácil cambiar la tubería que estar haciendo reparaciones todos los días”.

Estas intervenciones por parte de Aqualia están provocando también alteraciones en el tráfico. Por ejemplo, en la mañana del lunes estuvo prohibido girar desde la calle Santa Clara hacia la calle Rastrillo. Mientras, tanto la zona situada a las puertas del Convento de las Claras como la calle Carambana presentan estrechamientos en la calzada por las vallas que aún están colocadas en los puntos donde han tenido lugar las incidencias.

  • Humedades en la parte baja del bar que hace esquina