Viernes, 15 de diciembre de 2017

Políticos de boutique y mercadillo

Un ciudano a la espera de ver que la política no es una cuestión de imagen, sino un digno trabajo

Hasta no hace mucho estábamos acostumbrados a la imagen del político con traje de chaqueta y corbata, en colores sobrios, nada llamativos, un uniforme de trabajo que sólo le permite más colorido a las mujeres, colorido que poco a poco ha ido ganando espacios, seguramente aún no suficientes.

Sin embargo en muy poco tiempo han irrumpido una serie de políticos que han llegado diciendo que hacen una política diferente, y cuya imagen ha acompañado la intención del cambio, y digo la intención porque hasta ahora yo no he visto cambio alguno, nada más que el de la imagen de ropa de saldo de otras temporadas.

Trato de no juzgar a nadie por principios, y por supuesto trato de no juzgar a nadie por su imagen, pero no debe ser eso lo común cuando es tan estudiada la camisa remangada y el vaquero como la chaqueta azul marino y corbata roja, cuando la indumentaria determina tus seguidores y lo que se supone que se puede esperar de ti, sin embargo de todos ellos, de los políticos de boutique y de los de mercadillo estoy esperando acciones que les hagan dignos de representar a cada uno de los ciudadanos que les han dado su voto.

Desde las pasadas elecciones han habido muchas intenciones de pacto, y parece que las sigue habiendo, pero no ha habido pacto, y esto señores me decepciona como ciudadano, porque he creído en que aquellos que han conseguido la representatividad de un pueblo tuviesen la capacidad de asumir la digna tarea que se les ha confiado.

Ha habido tiempo, y de la misma manera que un pueblo asume los recortes en lo que es más básico en un estado de derecho, como lo es la educación y la sanidad, ahora es el momento de asumir la responsabilidad de hacer el trabajo que corresponde a cada uno, y a ustedes, señores y señoras de la política se les ha encomendado la tarea del diálogo y del consenso, pónganse a ello, pueden hacerlo, por eso hemos confiado en ustedes.