Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Cae el récord masculino en una carrera repleta de victorias personales (y alguna decepción) 

Excelente ambiente y participación en una edición que tuvo al sol como acompañante

Con una climatología totalmente primaveral, la comarca mirobrigense vivió en la mañana del domingo su gran fiesta atlética anual: la Media Maratón entre Sancti-Spíritus y Ciudad Rodrigo, en la que tomaron parte, sumando las categorías individual y de relevos, más de 800 atletas, de un amplísimo abanico de edades (los más veteranos, Luis de la Rosa y Regina Hortal, nacieron en 1949).

Como es tradición, el primer epicentro de la mañana dominical fue el aparcamiento del Mercado de Autobuses de Ciudad Rodrigo, desde donde salieron varios autobuses  en dirección a Sancti-Spíritus, en cuya Iglesia Vieja recogieron los últimos rezagados sus dorsales.

Al haber una buena climatología, hubo mucha animación en los minutos previos a la salida, en la que estuvieron presentes diversas autoridades, entre ellas la concejal de Tráfico y Policía Local de Ciudad Rodrigo, Begoña Moro, aunque para tomar la salida en calidad de atleta (acabó en el puesto 40 en categoría femenina).

La carrera se puso en marcha con total puntualidad, iniciándose a partir de ese momento un largo reguero de atletas, que tuvieron un tiempo máximo de 2 horas y 15 minutos para intentar alcanzar la esperada meta en la Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo (hubo 5 atletas que emplearon más de ese tiempo, por lo que llegaron fuera de control).

Como también ocurre todos los años, en esa línea de meta abundaron los gestos de alegría y satisfacción por parte de todos los que iban llegando, algunos únicamente por haber acabado y otros por haber rebajado sus marcas, de tal forma que en una carrera de este tipo hay muchos más ganadores que los que acaban subiendo al podio.

Sin ir más lejos, el atleta que aparece a la izquierda de la imagen principal de esta noticia, Rober, acabó el año pasado la Media Maratón en el hospital tras sufrir un problema médico durante la carrera. Este año, pudo entrar triunfal en meta. En el lado opuesto, hubo alguna que otra decepción por parte de algunos atletas que tras estarse preparando intensamente durante los últimos meses, sufrieron una pájara (hubo un caso concreto a partir del kilómetro 15).

La prueba contó con la supervisión médica de Cruz Roja, que tenía un equipo preparado en meta para atender a los atletas que lo necesitasen cuando iban llegando, como una chica que entró en la línea de meta a gatas (por su expresión, parecía que lo estaba haciendo adrede, con gesto simpático, pero realmente es que no podía dar ni un paso más).

Según iban llegando, todos los atletas pudieron ir recogiendo las bolsas del corredor, que llevaban extendidas en el ágora mirobrigense desde primera hora. Allí encontraron una pieza de fruta, un pastelito, un refresco y una botella de agua para reponer fuerzas. Además, pudieron recoger sus efectos personales –aquellos que requirieron este servicio- que habían sido custodiados por los Bomberos Voluntarios.

Nuevo récord

La Media Maratón de este año ha deparado un nuevo récord absoluto de la prueba, 1h.07’56”, a cargo de Roberto Bueno, que se lo ha arrebatado por apenas 4 segundos a su hermano Juan, que lo había firmado en la edición de hace 2 años. Por detrás suyo -27” después-, entró el portugués Cristiano Pereira. Para ver al tercer clasificado masculino en meta hubo que esperar tres minutos más, hasta 1h.11’12”, cuando entró el atleta discapacitado auditivo Rafael Martínez.

Antes de ese tercer clasificado, llegó a meta el primer equipo masculino de relevos, Corredores del Duero, que completaron la prueba en un tiempo de 1h.10’38”.

Para la primera fémina fue necesario esperar hasta que el crono marcaba 1h.24’51”, cuando entró en meta la portuguesa Lidia Pereira, que ha tenido el honor de tomar el relevo como vencedora de la prueba de Gema Martín, que había ganado las cinco últimas ediciones, y que este año no era de la partida por otros compromisos atléticos. Por detrás suyo entraron Isabel Almaraz, con un registro de 1h.27’14”, y Célia Matias, con una marca de 1h.31’06”.

La entrada en meta de los corredores fue seguida por numerosos familiares y amigos, así como público en general que quiso disfrutar del ambiente que genera siempre la Media Maratón.

(La información completa sobre las clasificaciones y la ceremonia de entrega de podios se puede encontrar en una información independiente. Para ver las imágenes se pueden ir pasando directamente así, o pinchar alguna de ellas para verlas en un tamaño más grande).