Sábado, 16 de diciembre de 2017

El convento de San Francisco el Real, la herencia perdida

Fue uno de los más antiguos e importantes de España pero lo único que se conservan en su original ubicación es el ábside principal y uno de los laterales (el de la Epístola), del resto no queda nada, debido a su destrucción durante la Guerra de la Independencia

El convento de San Francisco el Real, fue uno de los más antiguos e importantes de España. Fue fundado por discípulos del santo de Asís en 1231, y diez años después comenzó la construcción de la iglesia con el apoyo del infante don Fadrique, enterrado en la capilla mayor.

Los únicos restos de San Francisco que se conservan en su original ubicación son el ábside principal y uno de los laterales (el de la Epístola) ya que el del lado del Evangelio fue cedido a los Franciscanos de la Tercera Orden (Capuchinos) para la construcción de su actual capilla.  

Poco más queda de lo que fue un monumental convento en el que se hallaba un magnífico claustro renacentista. Del resto del convento no queda nada, su destrucción con la Guerra de la Independencia y las consecuencias que tuvo para los conventos se encargó del resto.

La capilla que en su día perteneció al convento de San Francisco el Real, ya desaparecido, actualmente pertenece al convento de los Capuchinos.

FOTOGRAFÍAS

  • PRIMERA. Antiguo convento de San Francisco.
  • SEGUNDA. Antiguos restos de la capilla
  • TERCERA. Iglesia de San Francisco (Capuchinos).(Venancio Gombau).

Esperanza Vicente Macías