Viernes, 15 de diciembre de 2017

Ovación para Juan del Álamo en una decepcionante corrida en Zaragoza

Deslucido encierro de López Gibaja, que sólo tuvo caras para un Adame que dejó detalles, un Juan del Álamo de técnica brillante y un frío Fortes

El salmantino Juan del Álamo, esta tarde en la plaza de Zaragoza

Acogía Zaragoza la primera corrida de toros de la Feria de San Jorge este sábado, en el intento de recuperar definitivamente un serial en vías de recuperación en pasadas temporadas. Hacían a las cinco y media en punto de la tarde, y frente a un encierro de Antonio López Gibaja. Joselito Adame, Fortes y Juan del Álamo -en sustitución del lesionado David Mora-. 

Gustoso estuvo Adame para llevar de muleta al abreplaza, un toro con el que se le fue el premio por el mal uso de la espada. Fue un toro que a pesar de sobrepasar los 600 kilos de romana sirvió por el pitón derecho, por donde consiguió el hidrocálido tandas de enjundia. Pinchó a la primera y, ya a la segunda, metió el acero.Una pintura era el cuarto toro, un colorado ojo de perdiz que entró en el caballo y se dejó los riñones en el peto. Corneó al subalterno Tomás López palitroques en mano en la zona del brazo derecho, pasando pronto a la enfermería. No fue lucido en el tercio de muleta, que fue fría por parte del mexicano. Silencio.

Protestón era el segundo de la tarde, un astado frente al que Juan del Álamo mostró firmeza sobre todo por el lado derecho. Le imprimió, además, gusto por abajo para enlazarlo al natural con cierto gusto. La técnica del charro destacó ante todo, pues es el gran bastión que está mostrando el mirobriguense esta temporada. Fue ovacionado tras estocada entera seguida de golpe de verduguillo. Sin opciones se fue Del Álamo frente a un quinto sin opción alguna. Lo intentó por ambas manos el joven, pero fue imposible lucirse ante un astado serio pero dando cabezazos en los embroques, sin entregarse.

Una ovación con saludos escuchó Fortes tras la lidia del tercero, un toro que no fue el mejor que se ha encontrado en su temporada para terminar propinándose un soberbio arrimón ante el desplome total del de Gibaja. El momento emotivo llegó en el brindis al público, puesto que usó una rosa y un libro, en el día de San Jorge, para llegar al respetable aragonés.No tuvo suerte frente al deslucido cierraplaza en una fría actuación. 

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de La Misericordia, Zaragoza. Primera de la Feria de San Jorge. Corrida de toros. Un tercio de entrada.

Seis toros de Antonio López Gibaja.

Joselito Adame, ovación y silencio. 

Juan del Álamo, ovación y silencio. 

Fortes, ovación y silencio. 

PARTE MÉDICO del subalterno Tomás López:

Herida por asta de toro en borde cubital de cara anterior de la muñeca derecha, con orificio de entrada a dicho nivel de 4 centímetros con trayectoria descendente de 10 centímetros hasta la base del quinto dedo sin afectar vasos ni nervios importantes. Pendiente de diagnóstico por imagen. Pronóstico menos grave que le impide continuar la lidia. Firmado Dr: Carlos Val-Carreres