Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Galán apuesta por frenar el cambio climático con las energías limpias

El presidente de Iberdrola ha destacado el potencial único de la generación solar
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, ante la sede de la ONU en Nueva York

El presidente de Iberdrola, el salmantino Ignacio Galán, ha participado hoy en una jornada organizada por Terrawatt Initiative en Nueva York antes de asistir al almuerzo de autoridades en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde los jefes de Estado de 168 países han suscrito el Acuerdo de París, alcanzado en la pasada Cumbre del Clima.

Galán ha destacado en su intervención la necesidad de convertir la lucha contra el cambio climático en una oportunidad para impulsar el desarrollo de las energías limpias: “Las buenas noticias son que juntos –compañías energéticas, gobiernos y entidades financieras– podemos convertir el desafío en oportunidad para asegurar un suministro energético seguro, sostenible y competitivo a las generaciones venideras.”

Ignacio Galán ha recordado que, de acuerdo con las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), si se quiere mantener el calentamiento global por debajo de los 2oC será necesario multiplicar por 2,5 veces la actual potencia renovable mundial. En el caso de la solar, debería incrementarse en seis veces, hasta 1 terawatio.

El presidente de Iberdrola ha analizado qué condiciones deben darse para posibilitar el desarrollo solar. En primer lugar, considera imprescindible el papel de la I+D+i como herramienta para rebajar los costes actuales.

En segundo lugar, Galán ha hecho referencia a la necesidad de implementar planificaciones energéticas apropiadas. En este apartado, ha explicado que la solar distribuida es más eficiente en entornos aislados que en aquellos en los que ya existe una red: “No debemos olvidar en este punto el potencial único de la energía solar para llevar electricidad sostenible a los 1.000 millones de personas que todavía no tienen acceso a la energía en el mundo”, ha afirmado.

En tercer lugar, Ignacio Galán ha insistido en la necesidad de reforzar la infraestructura actual para conseguir materializar de forma eficiente el enorme potencial de la energía solar.

Junto a este trabajo de mejora del sistema, los reguladores deberán diseñar marcos estables y predecibles, a juicio del presidente de Iberdrola: “Es necesario rechazar remuneraciones irracionales, como hemos visto en algunos países europeos, y fijar un reparto justo de los costes, con el objetivo de evitar que los clientes sin recursos suficientes para instalar generación distribuida en sus casas tengan que acabar pagando los costes generados por los que sí tienen esos recursos”.

Como último requisito para un desarrollo solar sostenible, Galán ha destacado la necesidad de acceder a financiación asequible. Y ha subrayado los avances en este sentido, como el caso de los fondos de inversión responsable, y los nuevos instrumentos financieros disponibles, como las emisiones de bonos verdes. En este punto, ha recordado al colocación verde realizada por Iberdrola la semana pasada, por importe de 1.000 millones de euros y con unas condiciones récord para la compañía.

Para terminar, Ignacio Galán ha recalcado: “Debemos evitar crear una falsa percepción de que los activos solares pueden convertirse en meras inversiones financieras. Si esto ocurre, veremos nuevas burbujas.”

Valoración del Acuerdo de París

El presidente de Iberdrola ha calificado de “histórico” el Acuerdo de París suscrito hoy por los jefes de Estado de los países firmantes. “A partir de ahora, comienza el tiempo de su implementación”, ha añadido.

Galán ha afirmado: “Para alcanzar el éxito necesitamos el compromiso y contribución de todos los actores públicos y privados: empresas, entidades financieras, organizaciones no gubernamentales y la sociedad en su conjunto.”