Lunes, 11 de diciembre de 2017
Guijuelo al día

“En el fútbol hay que poner pasión, es mi fundamento”

GUIJUELO | El técnico del Club Deportivo Guijuelo está inmerso en su segunda etapa en la villa demostrando amor por el fútbol

El técnico, Rubén de la Barrera, en la plaza Mayor de Guijuelo.

Apasionado del deporte rey, Rubén de la Barrera está inmerso en su segunda etapa como entrenador del Club Deportivo Guijuelo. Con las ideas claras, siempre supo que su destino estaba a pie de campo dirigiendo equipos de fútbol. Tras probar las mieles del éxito con el equipo verdiblanco, entrenó al Valladolid B y volvió a casa para dirigir de nuevo a los chacineros en una temporada en la que se ha logrado el primer objetivo, el de la permanencia, y se está a un paso de conseguir un puesto en la Copa del Rey. El histórico Logroñés es el siguiente rival, pero antes, el técnico encontró cinco minutos para compartir su pasión por el fútbol con Guijuelo al Día.


Tu lugar preferido de Guijuelo.

El campo de Fútbol. Gran parte de mi tiempo lo paso allí y tengo muchos recuerdos de mi primera etapa en Guijuelo con gran cantidad de buenos recuerdos.

Equipo de fútbol que animabas de niño.

Me cogió la época del Super Depor con su máximo apogeo con Arsenio Iglesias al frente y el gran Bebeto.

Equipo al que animas de mayor.

Pues sin duda al Club Deportivo Guijuelo.

Lo que más te gusta de ser entrenador de fútbol.

Cuando un jugador acude a ti y te dice que durante el tiempo que ha estado contigo ha aprendido algo. Es lo más bonito que le puede ocurrir a un entrenador.

Lo que menos te gusta de ser entrenador de fútbol.

Toda la parte artesanal del entrenador, todo el trabajo se ve siempre condicionado por el resultado. Muchas veces se hace poca justicia a la labor del que dirige únicamente por el resultado. Hay mucha labor detrás que también se debe valorar.

Perros o gatos.

Perros sin duda, no me disgustan los gatos, pero soy persona de perros.

Si tu vida no estuviera ligada al fútbol, ¿a qué otro deporte sería?

Pues no concibo mi vida sin estar ligada al deporte, eso lo tengo claro. Cual de todos ya no lo se. Pero me inclinaría hacia el campo de la gestión deportiva de la disciplina que fuera. Aunque tengo muy claro que yo siempre voy a estar cerca del verde.

Película preferida.

Me gustan las de acción, tengo varias preferidas, pero me quedo con ‘Un Ciudadano Ejemplar’ protagonizada por Gerard Butler.

Tienes el poder de añadir, suprimir o modificar una regla del fútbol, ¿Cuál sería?

La verdad es que no tengo nada que objetar a las reglas del juego, como está me gusta mucho. Pero el reglamento se presta a errores humanos, como la interpretación del árbitro, y soy partidario de que ellos gestionasen mejor ese reglamento. Soy partidario de la tecnología, siempre y cuando no desvirtúe el deporte. Usaría recursos como el cámaras tipo ‘ojo de halcón’ para evitar goles fantasma, por ejemplo.

Ganas un millón de euros en la lotería.

Lo invertiría en empezar a organizar el resto de mi vida.

Te ofrecen entrenar a un Segunda División histórico o a un Primera División pero femenina, ¿cuál elegirías?

Habría que ver el contexto, el entrenar un equipo es mucho más que el nombre. Pero ahora mismo, me decantaría por la Segunda División.

Café o té.

Café. Me considero cafetero.

¿Qué gol no se te borra de la cabeza de alguno de tus equipos?

Sería complicado, porque recuerdo muchos goles en mi carrera, pero no recuerdo ninguno. Un gol valioso, pues el de Rubén Peña en el penúltimo partido de liga contra el Avilés en mi primera etapa en Guijuelo y que nos dejaba el play off en bandeja.

Alguna anécdota divertida que tengas de tu tiempo como entrenador.

No me suelo quedar con anécdotas, pero el estar interactuando continuamente con los jugadores, que suelen ser gente joven, y siempre ocurre algo, alguien dice algo que me hace reír, siempre vuelvo a casa con un momento de esos.

Tres cosas que te llevarías a una isla desierta.

Lo tengo muy claro, a mi mujer, a mi hija y un teléfono móvil.

Recuerdo futbolístico que te haya marcado.

Cuando era niño recuerdo que me colaba en los hoteles en los que se hospedaban los grandes equipos que jugaban contra el Depor, como el Ajax, el Real Madrid o la Juventus, para conseguir fotografías de los jugadores y poder verlos en persona. Cada vez que pienso en ello me provoca gratos recuerdos.

A qué entrenador te gustaría parecerte.

Entiendo que hay que acercarse a los entrenadores que te aportan algo, pero a fin de cuentas hay que aspirar a ser la mejor versión de uno mismo.

Canal de televisión preferido.

Ninguno en concreto.

¿Es más difícil entrenar niños o a un equipo como el Guijuelo?

He tenido la suerte de entrenar a todas las categorías posibles, desde chupetines hasta profesionales, y he disfrutado en todas y cada una de ellas, porque plantean distintos retos basándose en el mismo principio que es el fútbol.

Qué llevas en la radio cuando vas en coche.

Música siempre.

Qué consejo le darías a alguien que quiere ser entrenador de fútbol.

Que elija otra profesión, (se ríe). No, en serio. Lo que diferencia a las personas, sea el oficio que sea el que desempeñen es la pasión. Si hay pasión por lo que haces entonces todo va bien, es algo que me digo en voz alta y en lo que me fundamento.