Jueves, 14 de diciembre de 2017

Beatriz Muñoz: “Sólo quiero evitar el sufrimiento de mi hija Irene”

Esta madre ‘coraje’ ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que la administración sanitaria facilite los Iport a los diabéticos, especialmente a los niños, y así evitar que se pinchen muchas veces al día con la insulina

La familia de Irene está dispuesta a luchar para conseguir su reivindicación

Desde que SALAMANCArtv AL DÍA respaldara informativamente la campaña iniciada por Beatriz Muñoz para que su hija Irene –diabética- pudiera acceder a un dispositivo Iport con el fin de evitar que se pinche 5 ó 6 veces al día para suministrarse insulina, no ha parado de recibir el apoyo de la sociedad salmantina.

Beatriz lo único que desea es evitar el sufrimiento de su hija y que pueda llevar una vida normalizada en su entorno habitual. Si ya de por sí es dolorosa la enfermedad, el tener que pincharse mientras está con sus amigos, en el colegio o en cualquier espacio público, resulta muy duro para la niña y la familia.

En esta entrevista, Beatriz confía en que los responsables políticos aprueben su petición para que el Iport sea subvencionado por la Seguridad Social. Para ello, ha recurrido a la plataforma ‘Change.org’ con el fin de recabar la solidaridad de la ciudadanía y que arropen con sus firmas esta reclamación, que evitaría dolor físico y altos costes económicos y que propiciaría una mayor integración de los enfermos diabéticos, especialmente de los niños.

Es la historia de una lucha familiar para que la administración sanitaria ayude a aminorar el sufrimiento de los niños diabéticos.

P.- ¿Por qué se animó a dar la cara públicamente?

R.-Cuando vi la felicidad de mi hija..., antes le decía: Irene vamos a poner la insulina, pobre... su carita de pena hablaba por ella. Ahora cuando le digo “Irene, la insulina”, viene corriendo. Cuando se la pongo contesta dándome un abrazo y diciéndome gracias mamá(La niña lleva un dispositivo Iport, que evita un número elevado de pinchazos)

Esta misma sensación la quiero para todas las mamás y la misma tranquilidad para todos los niños que cada día sufren con tantos pinchazos.

P.- ¿Qué opina su hija de esta campaña?

R.- Está muy emocionada. A ella le parece mentira que tanta gente firme. Una mañana al despertar me preguntó qué cuántas firmas teníamos; al decirle el número se preocupó: no sabía cómo iba a hacer para repartir tantos abrazos y dar a todos las gracias.

P.- ¿Qué pasos le han llevado a tomar esta decisión?

R.- El primero ha sido quitarle sufrimiento; menos pinchazos, menos sufrimiento. Verla relajada.

Y siendo egoísta por mí, odio tener que pinchar a mi hija. La verdad es que para una madre no es nada fácil tener que pinchar a su hija 5 veces al día. Despertar cada mañana sabiendo que lo primero que vas a hacer es poner una inyección a tu hija no es nada agradable.

P.- ¿Han contactado con usted las autoridades sanitarias o algún responsable político comprometiéndose en su lucha?

R.- No. Pero no pierdo la esperanza y confío en que lo harán.

P.- ¿Cómo vive Irene la enfermedad en su día a día?

R.- Para ella es algo que forma parte de su vida. Debutó con 2 años así que ella en su recuerdo siempre ha vivido así.

P.- ¿Tiene esperanza de alcanzar el objetivo que se ha marcado?

R.- Sí. Ver cómo el marcador de firmas sube a cada segundo es una alegría y por supuesto esto supone una mayor motivación para seguir adelante.

P.- Supongo que la recogida de firmas le habrá animado en este proceso

R.- La recogida de firmas me confirma que lo estoy haciendo bien, que a muchos niños y adultos les va a cambiar la vida cuando tengan a su alcance el Iport. Esoto mejora la motivación para continuar con la lucha. Todos los diabéticos se lo merecen.

Apoya a Irene con tu firma AQUÍ

La lucha de una madre salmantina por sacar adelante a su hija diabética

Cuando la enfermedad asola a un niño, a tus hijos, y sufres el escaso apoyo institucional y, a veces, la indiferencia social tienes dos caminos: resignarte o revelarte. Una madre salmantina, Beatriz Muñoz, ha decidido plantar cara a la inacción de las administraciones con una lucha sin cuartel para mejorar las condiciones de los niños diabéticos, y más especialmente el de su hija Irene. A través de una campaña de recogida de firmas en la plataforma ‘Change.org’, Beatriz quiere recabar la energía de los salmantinos con el fin de exigir al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que el Iport (dispositivo por el que se introduce la insulina) para diabéticos lo subvencione o pague la Seguridad Social.

Los diabéticos tienen que pincharse varias veces al día insulina, mi hija Irene de 6 años precisa de 5 inyecciones diarias”, afirma esta madre coraje, quien añade que “ahora estamos usando el Iport y con esto solo se pincha una vez cada tres días”.

Según Beatriz, “ya que la insulina se pone a través del Iport ella está muy contenta”, pero su coste es elevado para poder asumirlo con normalidad. Por ello, la madre señala que les gustaría que la Seguridad Social “nos ayudase con esto gasto ya que es necesario para su enfermedad”.

De momento, la campaña de firmas se va acercando poco a poco a las 1.000 rúbricas digitales y reclama que se sumen muchas más.

La comodidad del Iport

El i-port  es el primer dispositivo que combina un puerto de inyección y un insertor en un mismo producto. Con un click del insertor, el puerto de inyección se coloca, preparado para realizar múlitiples inyecciones sin necesidad de pinchar en la piel para proporcionar cada dosis. No solo es más cómodo sino que se evita el dolor al paciente.