Jueves, 14 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Preparadas en formato cadena de montaje las bolsas del corredor de la Media Maratón

Las bolsas incluyen una camiseta, una gorra, una mochila, un bote de refresco, una botella de agua, y un pastelito, entre otros productos

La organización de la Media Maratón entre Sancti-Spíritus y Ciudad Rodrigo está en plena vorágine de preparativos de última hora para que todo salga a la perfección en la mañana del domingo.

Como se resalta todos los años, uno de los grandes atractivos de la prueba es la cuidada atención que reciben todos los corredores, que pasa, entre otros aspectos, por la completa bolsa del corredor que se entrega a cada uno de ellos al cruzar la línea de meta.

Estas bolsas fueron preparadas en la tarde del viernes, en un local de la Avenida de Béjar -el lugar donde estuvo la primera sede del Centro Social Aldea-, como si fuera una cadena de montaje, en la que participaron una treintena de voluntarios, entre ellos los concejales Carlos Fernández Chanca y Joaquín Pellicer.

En esta cadena de montaje circular, los que se iban moviendo eran los voluntarios, para recoger los distintos elementos que componen la bolsa –que luce el dorsal de cada corredor-, empezando por una camiseta conmemorativa con la talla solicitada, y siguiendo con una mochila, una gorra, un bote de refresco, un brick de caldo, una botella de agua, una manzana, un pastelito y varios folletos.

Concluido el proceso, las bolsas iban siendo cargadas en una furgoneta, desde donde se bajarán para extenderlas el domingo en la Plaza Mayor, para que vayan siendo recogidas por los corredores según vayan entrando.

En la mañana del sábado, comenzará la preparación del pabellón de la Avenida Conde de Foxá, que acogerá la fiesta posterior a la carrera.