Lunes, 11 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Del euskera al hebreo pasando por el croata para corroborar el carácter universal de El Quijote

CIUDAD RODRIGO | La exposición ‘Cervantes, Lengua del Alma’ acoge una lectura pública en 14 idiomas diferentes

Mario Carpio, alumno del Colegio Misioneras de la Providencia-Santa Teresa de Jesús, fue el encargado de abrir en la mañana del viernes el viaje lingüístico desarrollado con El Quijote como protagonista en la exposición Cervantes, Lengua del Alma -que se puede en ver en las dependencias del Seminario Diocesano- con motivo de la conmemoración este sábado del Día del Libro y del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes.

La lectura de El Quijote a cargo de Mario Carpio fue en castellano, siguiéndole a partir de ese momento 13 personas que leyeron el fragmento inicial de la obra en hasta 14 lenguas diferentes. El único que ‘dobló’ idioma durante su intervención fue Anselmo Matilla, profesor del Seminario Diocesano, que lo leyó en latín clásico y latín macarrónico (una versión que provocó algunas carcajadas).

Para poder realizar esta sesión de lecturas en tan variadas lenguas fue clave la colaboración y participación de un grupo de alumnos y profesores llegados desde Salamanca. Concretamente, la exposición Cervantes, Lengua del Alma recibió en la mañana del viernes a un grupo de 50 alumnos procedentes de Alemania, Turquía, Italia, Croacia y Portugal que esta semana están participando en un intercambio, dentro del Programa Erasmus+, con alumnos del IES García Bernalt de la capital salmantina.

De la mano de los alumnos de Erasmus+, se pudieron escuchar fragmentos de El Quijote en portugués (a cargo de Bernardo Teixeira), alemán (Antonella Calmetta), italiano (Angelica Begir), turco (Selin Özel) y croata (Ranko Arturkovic, director de un instituto en Zadar). Mientras, del IES García Bernalt participaron su director, el exprofesor del IES Tierra Joan Miquel Sala, que leyó El Quijote en catalán; y uno de los profesores, Francisco Udaondo, que lo hizo en hebreo (por lo tanto fue leyendo de derecha a izquierda).

De los centros mirobrigenses, tomaron parte en este tramo la directora del IES Fray Diego, Soco Belda (que lo leyó en inglés),  una de las profesoras de ese centro, Auxiliadora de Arriba (que lo leyó en griego clásico), y una alumna del IES Tierra de Ciudad Rodrigo, Clara de Sousa Collado, que puso voz a El Quijote en francés. Además, se pudieron escuchar versiones en gallego a cargo de José María Rodríguez-Veleiro y en euskera, por parte de Mª José P. Torrens.

El resto de centros educativos de Ciudad Rodrigo colaboraron en la segunda parte del acto, denominada El Quijote de principio a fin…, en el que se leyeron fragmentos de El Quijote y otras obras de Miguel de Cervantes. Concretamente, se pudieron escuchar fragmentos de La Gitanilla a cargo de Lucía García Méndez (alumna del Colegio Miróbriga), Gisela Salazar Jiménez (Colegio El Puente) y Julia Martín (Colegio San Francisco), y de Rinconete y Cortadillo, a cargo de Esteban Manuel Martín, alumno del Seminario Diocesano.

De El Quijote, hubo lecturas a cargo del rector del Seminario y comisario de la exposición, Juan Carlos Sánchez; del alcalde Juan Tomás Muñoz; del presidente de la Fundación Ciudad Rodrigo Gonzalo González; y del coleccionista Manuel Belda, dueño de un buen número de las obras que se pueden ver en la exposición. Además, Inmaculada Pascual, en representación del empresariado mirobrigense, leyó un trocito de Galatea, cerrando el acto Rebeca Jerez con el Prólogo de Persiles y Segismunda.

Ver más imágenes: