Lunes, 18 de diciembre de 2017

Caja Rural consolida su modelo “sostenible” con unos beneficios de 3 millones

La directora general, Isabel Martín,destaca la baja morosidad (3,69%) y “la solvencia por encima del 19%, que en estos momentos difícilmente vamos a encontrar en el mercado financiero en otra entidad”
Asamblea General de Caja Rural de Salamanca / Foto de Alejandro López

Caja Rural de Salamanca ha celebrado su Asamblea General, en la que los delegados designados en las reuniones previas así como los integrantes del Consejo Rector han presentado los datos económicos y financieros de 2015, entre los que destacan los beneficios que superan los 3 millones de euros.

A pesar de ello, la directora general, Isabel Martín, explicaba que “para nosotros es más importante el servicio, que nuestros clientes tengan acceso al crédito, que una cifra”. Del mismo modo, destacaba la baja morosidad (3,69%) y “la solvencia por encima del 19%, que en estos momentos difícilmente vamos a encontrar en el mercado financiero en otra entidad”.

Por su parte, el presidente, Ernesto Moronta, mostraba su satisfacción porque “el día de la asamblea es un día de fiesta, hemos presentado un resultado estupendo, teniendo en cuenta el entorno de dificultades, y podemos estar orgullosos”.

De hecho, en relación con las dificultades de Caja España Duero, el presidente de Caja Rural de Salamanca decía que “cuando el resto de entidades de nuestro entorno están cerrando oficinas y echando empleados, la nuestra mantiene sucursales, cuando tiene oportunidad las abre y durante la crisis hemos sumado 30 empleados más que hace siete años, además, conviene recordar que nuestras cajas rurales son las únicas entidades que no han necesitado ayudas públicas”.

De cara al próximo año, en el que está cooperativa de crédito celebrará su primer centenario, “uno de los retos pendientes es que la sociedad salmantina entienda que es una entidad de banco universal”, comentaba la directora general, para recordar que pueden proporcionar servicios a todos los sectores económicos, desde empresas a profesionales o particulares.

Otros números

Con un modelo de banca diferente, la cooperativa de crédito “cercana, transparente y sostenible, sigue demostrando que es capaz de competir con éxito en el mercado financiero”, ya que la Caja ha conseguido un resultado antes de impuestos de prácticamente 4 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,83% respecto al ejercicio del 2014.

Un total de 925,9 millones de euros son los recursos totales de clientes que Caja Rural gestiona, un 6,96% más sobre el ejercicio anterior, mientras que 807,8 millones de euros son los activos totales medios conseguidos por Caja Rural de Salamanca, que asciende cada año pese a las dificultades actuales del sector financiero.

La ratio de capital se ha incrementado casi medio punto más que el año 2014, llegando a un 19,45%. De esta manera, la Caja Rural sigue liderando el título de ser una de las entidades financieras más solventes del sistema financiero español. Además, la ratio de mora es de 3,69%, lo que demuestra que Caja Rural de Salamanca tiene una de las tasas de morosidad más bajas del sistema financiero español y que dispone de un ratio de cobertura del 76,42%.