Domingo, 17 de diciembre de 2017

El presidente de Abengoa declara como testigo por la indemnización a Benjumea

El Juzgado investiga el cobro de 11,5 millones por el expresidente y 4,5 millones por su ex consejero delegado Manuel Sánchez 
Planta de bioetanol de Babilafuente, propiedad de Abengoa

Antonio Fornieles está citado a declarar hoy como testigo por la causa sobre el cobro de indemnizaciones millonarias por los exdirectivos de Abengoa tras su salida, recoge www.expansion.com

El pasado viernes, la magistrada Carmen Lamela citó a Fornieles, al frente del grupo de ingeniería y energía desde el pasado mes de marzo, tras valorar el escrito presentado por la abogada del expresidente de Abengoa Felipe Benjumea, a quien se le atribuye un delito de administración desleal tras la querella de dos bonistas.

En concreto, la titular del juzgado de Instrucción número 3 de Madrid investiga el cobro de 11,5 millones de euros por Benjumea y 4,5 millones por su ex consejero delegado Manuel Sánchez Ortega en concepto de indemnización después de que ambos abandonaran la compañía poco antes de declararse el preconcurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

Unas cantidades que "no se corresponden con las pactadas con la compañía ni son acordes con el estado económico y financiero de la misma", tal y como expresó la juez en el auto donde decretaba tanto la retirada del pasaporte al expresidente de Abengoa como su comparecencia quincenal en el juzgado.

Fornieles, anterior vicepresidente y consejero coordinador de la empresa española, se someterá a las cuestiones planteadas tanto por las partes como por la magistrada y el fiscal del caso, José Perals, que tratan de aclarar hasta qué punto ambos exdirectivos conocían la difícil situación económica que atravesaba Abengoa.

Abengoa, propietaria de la fábrica de bioetanol de Babilafuente, solicitó el preconcurso de acreedores en noviembre pasado, ante un elevado endeudamiento cifrado en torno a 9.000 millones, y por su falta de liquidez, con lo que se abrió un plazo de cuatro meses para evitar el concurso.

A principios de abril, el juzgado de lo mercantil número 2 de Sevilla avaló la petición de ampliar hasta noviembre el plazo para presentar toda la documentación de reestructuración junto a las adhesiones de los acreedores que acreditará la salida del preconcurso.