Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Emoción y agradecimiento en la fiesta central del 85º Aniversario del Parador

CIUDAD RODRIGO | El evento contó con la asistencia de representantes políticos, sociales y empresariales de la ciudad

El Parador de Turismo Enrique II de Trastámara reunió en la jornada del jueves a las fuerzas políticas, empresariales y sociales de Ciudad Rodrigo para festejar los 85 años que cumple el establecimiento desde su apertura, en un momento en que apenas había otros cuatro Paradores en toda España. El evento incluyó una serie de discursos y un vino español para todos los presentes.

La parte de los discursos fue muy sentida, incluyendo un repaso por parte de la historia del Parador, presidida por la emoción y por las muestras de agradecimiento a todos los que han hecho posible haber llegado hasta el año 2016 en plena forma (sus datos de ocupación son excelentes en este momento).

Como apuntó el alcalde Juan Tomás Muñoz, “los méritos propios y de sus empleados hacen que el Parador sea uno de los referentes de la Red, como se puede ver en las estadísticas”. Durante su intervención, el alcalde hizo un repaso por la época de creación del Parador, que tuvo su origen en la hospedería abierta por iniciativa del denominado Buen Alcalde, José Manuel Sánchez-Arjona, quién dio el primer paso “para que el destartalado castillo fuera un emplazamiento turístico”.  

Juan Tomás Muñoz recordó incluso que la primera cena que se sirvió en el edificio, en 1929, fue una cena americana organizada por la Asociación de la Prensa Salmantina. Casi acto seguido, el Alcázar pasó a ser del Estado y tras unas obras de acondicionamiento, abrió como Parador en junio de 1931. El alcalde finalizó su intervención deseando que “continúen los éxitos de los que nos sentimos especialmente orgullosos los mirobrigenses”.

A continuación tomó la palabra Ángel Aliste, que fuera director del Parador desde 1986 hasta mediados de los 90. Ángel Aliste se mostró muy emocionado, al recordar que se trasladó con su mujer -embarazada de su segundo hijo, Fran-, y de su primer retoño, Óscar. Ambos jóvenes “ejercen y han ejercido de farinatos”. Asimismo, expresó que en Ciudad Rodrigo “lo he pasado francamente bien y he hecho grandes amigos”.

Ángel Aliste centró en su intervención en cómo luchó para conseguir que el Parador fuera modernizado ya que “a mediados de los 90 las instalaciones eran obsoletas”. Para ello, consiguió traerse unos Carnavales al director de Turespaña, Francisco Bobadilla, arrancándole el compromiso, junto a Javier Iglesias, de que iba a hacer todo lo que pudiera para llevar a cabo esa intervención. En sus propias palabras, “lo fuimos convenciendo, y al año y pico vino Turespaña a ver qué posibilidades había”.

También se mostró muy emocionada Pilar de Miguel, directora del Parador desde el 2000 –recién finalizadas las obras de reforma- al 2012. Pilar de Miguel se emocionó al recordar cómo de pequeña jugaba en el Verraco soñando con ser “la princesa del castillo como tantas otras niñas”, y cómo, al entrar a dirigir el Parador, su madre le dijo que “ya no era la princesa sino la Reina del Castillo”.

En su intervención, expresó que estaba “en mi casa”, después de haber trabajado toda su vida en los Paradores. De su etapa al frente de la instalación de Miróbriga recuerda el “boom” que supusieron Las Edades del Hombre en el año 2006. De otras etapas, destaca que estando en Sigüenza, en 1985, conoció cuando sólo tenía 11 años al actual director del Parador de Ciudad Rodrigo, Fernando Tizón.

El turno de discursos lo cerró precisamente Fernando Tizón, que evocó la época de inicio de la Red con el Parador de Gredos en 1928. Posteriormente, el de Ciudad Rodrigo, junto a los de Oropesa y Úbeda, “marcaron los parámetros de la cadena: la conservación del Patrimonio, el desarrollo turístico de las zonas donde están, y la contribución a la difusión en el exterior del turismo español”.

Según explicó, el Parador mirobrigense es “uno de los que contribuyen de forma más importante a la imagen que se tiene de Paradores en todo el mundo”, destacando que “Ciudad Rodrigo ha sido esencial para Paradores para difundir la forma de atención al cliente: todo el que se hospeda aquí recibe una atención cercana y amable”.

Fernando Tizón pidió un aplauso para los trabajadores de la instalación, anunciando que el Parador “seguirá siendo la casa de todos los vecinos de Ciudad Rodrigo”. De momento, las visitas guiadas al Parador que se están llevando a cabo durante este mes de abril están siendo un éxito rotundo: ya han pasado por la instalación unas 700-800 personas