Sábado, 16 de diciembre de 2017

El Ayuntamiento aporta a Cáritas cerca de 500.000 euros para apoyar sus centros

La colaboración se extiende también a su empresa de inserción social, La Encina, a talleres de jardinería y a los programas ‘Educación de Calle’ y control de plagas

Momento de la firma de colaboración entre ambas instituciones (Foto de Álex López)

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la directora de Cáritas Diocesana de Salamanca; Carmen Calzada, han firmado hoy un convenio de colaboración para apoyar el funcionamiento de tres centros y el desarrollo de programas que contribuyen a la atención de las necesidades de las personas más desfavorecidas con el objetivo de favorecer su desarrollo personal e incorporación social.

Fernández Mañueco ha reiterado que el Ayuntamiento pondrá a disposición de las personas con mayores dificultades  todos los recursos que sean necesarios para mejorar su calidad de vida y su inserción social.

Ha elogiado, además, la importante labor que realiza Cáritas con las personas en grave situación de exclusión social, y ha ratificado su compromiso de seguir colaborando con las entidades sociales para ofrecer una respuesta integral a quienes más lo necesitan. El regidor municipal ha recordado, además, que Cáritas forma parte de una completa Red de Protección Social, integrada por entidades, instituciones y organizaciones sociales, que da respuesta a las necesidades básicas de las personas y familias que lo necesitan.

Firme al compromiso municipal de ayudar a las personas que peor lo están pasando y con el objetivo de continuar aunando esfuerzos con las ONG’s, -como ya lo hiciera hace unas semanas con Cruz Roja- el alcalde de Salamanca ha detallado que el Ayuntamiento destinará este año 471.340 euros a Cáritas.

En concreto, en virtud del convenio suscrito esta mañana, el Ayuntamiento aporta 150.000 euros para los centros de acogida Padre Damián, Casa Samuel y el Espacio Abierto, donde se atiende a personas sin hogar, a enfermos afectados por VHI-Sida y a quienes están en una situación de grave exclusión social.

A esta aportación se suman otros 321.000 euros que se destina a la entidad de economía social “La Encina”, que permite que once personas procedentes de colectivos en riesgo de exclusión social cuenten con un trabajo; a talleres de jardinería y viverismo, para personas con problemas de adicción, y a los programas “Educación de Calle” y control de plagas, todos ellos coordinados por la ONG y dirigidos a la promoción y atención de las personas en situación de exclusión social.

El Centro de Acogida Padre Damián, atiende a personas sin hogar y da respuesta, en una primera fase, a las necesidades básicas (alojamiento, higiene y manutención) además de iniciar un proceso de motivación para que las personas sean  protagonistas de su vida y se integren en la comunidad. Posteriormente, en una segunda fase, se realiza un itinerario de promoción e inserción social dirigido a la autonomía de las personas para que  desarrollen una vida como vecinos con obligaciones y derechos.

En el caso del programa de acogida y atención a personas afectadas por VHI-Sida el objetivo es mejorar  la calidad de vida de las personas que residen en la Casa Samuel. La ONG ofrece acogida, información y acompañamiento personal.

Asimismo, el Espacio Abierto, es un centro de emergencia diurno para personas que se encuentran en una situación de grave exclusión social. Además de prestar atención a los más desfavorecidos, en el mismo también se desarrollan diversos talleres (barro dibujo y poesía, reciclaje de papel, elaboración de jabones naturales).

Fotos: Alejandro López