Jueves, 14 de diciembre de 2017

El porcentaje de plazas residenciales privadas duplica el de las públicas

El observatorio de gerentes detecta un descenso de la intensidad de la ayuda a domicilio por los recortes

Un anciano en una residencia. Foto: masquemayores.com

Crítico vuelve a ser el informe del observatorio de la Asociación de Gerentes y Directores de los Servicios Sociales. En esta ocasión, la organización se centra en los servicios para los mayores de 65 años y lo hace con el último informe estatal sobre recursos. Un trabajo del Imserso y de 2013, año en que los recortes ya habían hecho su efecto, informa El Norte de Castilla.

En primer lugar, y como ya es habitual, revela las enormes desigualdades entre comunidades y también el ‘abandono’ del sistema de 252.929 mayores españoles que dejaron de recibir servicios básicos para la convivencia. Castilla yLeón no es de las comunidades que peor parada sale. Tampoco a la cabeza de las mejores coberturas. Ocupa un punto medio en general.

Así, el trabajo del observatorio muestra como fortaleza en la comunidad su atención residencial, con un índice de cobertura del 7,54% de plazas frente al 4,52% nacional. No obstante, puntualiza que, como en algunas otras autonomías, predominan las plazas de cobertura privada, con 29.354 frente a las 44.648 públicas, es decir, el 4,96% frente al 2,58% y además crecen desde 2010, ligeramente pero aumentan, mientras que las públicas bajan del ya escaso 0,73% a solamente el 0,38%.

En cuanto al servicio de teleasistencia, la cobertura regional es casi de la mitad de la nacional. Así, abarca al 4,73% de los mayores y la media española está en 8,46%; pero hay una tendencia a conservar el porcentaje. En cuanto a la ayuda a domicilio en principio hay una fortaleza regional en cobertura que ha pasado del 4,84% de 2010 al 5,68% del citado informe de 2013. Es dicho periodo aumentó mientras la media nacional muestra un descenso;pero con pérdida de intensidad del servicio, es decir, menos horas al mes. Así medido, el descenso en dichos años de la comunidad es del 18,25% al 16,92% y está, además, dos puntos y medio por debajo de la media de comunidades.

El trabajo del observatorio muestra a Murcia, Canarias, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Galicia como las comunidades con peores servicios y Castilla-La Mancha y Cataluña, son las que mejor cobertura tienen. Las plazas residenciales de financiación pública se han reducido en España un 6% en un solo año (10.068 plazas menos) y del total de centros residenciales, incluidos los privados, una de cada tres plazas está sin ocupar.

La asociación relaciona todo esta balance negativo claramente con los recortes de 2011, 2012 y 2013. Y destaca que al mismo «en las aportaciones estatales (especialmente en Dependencia) se sumaron unos objetivos de déficit durísimos e incompatibles con el mantenimiento adecuado de los servicios sociales para los mayores».