Viernes, 15 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Las presas de Aldeadávila y Saucelle regulan con sus compuertas la crecida del Duero

A lo largo de este lunes la evacuación superó los 1.800 m3/s entre el sistema de turbinado y la apertura de los aliviaderos de superficie 

En el Duero confluye la lluvia caída estos días, lo que ha provocado una nueva crecida en su cauce y ha obligado de nuevo a las presas de Aldeadávila y Saucelle a regular su caudal. La punta de desagüe mediante el sistema de turbinado y la apertura de los aliviaderos de superficie ha sobrepasado este lunes los 1.800 m3/s.

Según los datos ofrecidos por la Confederación Hidrográfica del Duero, el momento de mayor vertido llegaba a las cinco de la tarde con algo más de 1.805 m3/s. A las tres de la tarde permanecían abiertas las ocho compuertas de Aldeadávila en una altura de 1,30 metros, lo que permitía evacuar en torno a 1.800 m3/s junto con el agua desalojada mediante turbinado.

A las 20.00 horas, momento al que pertenece el vídeo publicado, la apertura de las compuertas en Aldeadávila era de 1,10 metros, lo que permitía verter en torno a 1.600 m3/s mediante turbinado y evacuación por los aliviaderos de superficie.  La tendencia del nivel del caudal a lo largo de la noche es descendente.