Jueves, 14 de diciembre de 2017

Hagan juego, señores

"Nadie sobra en un Podemos transversal y plural, de ciudadanos de lugares muy diferentes, no solo con la etiqueta de izquierdas, sino con más sensibilidades arropadas en “abajo”, en participación ciudadana, transparencia, auto-organización. A lo mejor es ya un poco tarde, pues mucha gente se está quedando por el camino y no llegarán a las plazas, ni a las asambleas, ni a los círculos de élites activistas, ni a las redes sociales ni a los medios digitales, y lo que es peor, ni a las urnas."

Los partidos políticos, especialmente PP, PSOE, C´s, y Podemos, están confusos con los pactos y no pactos, y acuerdos y desacuerdos de unos y otros. Ahora parece que da lo mismo el consenso entre Ciudadanos y socialistas para meter al PP por medio, según Rivera. Los mismos “compromisos” que intentaban forzar a Podemos valen ahora para convencer al PP de Rajoy.
Y es que en estos casorios y arrejuntamientos todo vale con tal de pillar poder. Y ahí está la gran noticia en los medios de comunicación de estos días: “Dos gemelos chinos se casan con gemelas chinas y los cuatro se operan para no confundirse”. Ahí es ná… ¡Idénticos! Chinos capuchinos con chinas mandarinas: vaya lío, gran confusión de camas, de afectos y carantoñas ¡Como aquí entre nuestros políticos y partidos! 
Del amor se dicen muchas cosas; que es el sentimiento más poderoso, que es químico, que sólo dura tres o cuatro años y también parece ser que es ciego. Los hermanos Zhao Xin y Zhao Xun y las hermanas gemelas Yun Fei y Yun Yang encontraron en el bisturí el remedio a su ceguera. Y de la misma manera, nuestros políticos deberían usar esas lancetas quirúrgicas de las nuevas elecciones para abrirse camino a la gobernanza en una nueva legislatura más de amor que de odio. 
Parece ya oficial que Sánchez se abre a hablar (a ennoviarse) con el PP tras romper con Podemos ¿Amancebamiento pepero-socialista con Ciudadanos como carabina? ¿Extirpar a tope, con escalpelo y sin anestesia, el pacto de C´s, y que el PSOE se case con Podemos en pos de un gobierno de progreso y de cambio? ¿Nueva cita electoral en junio? Creemos que esa cirugía estética no va a sacarnos de muchas dudas en las próximas elecciones. Últimamente el C´s añora al PP, sin Rajoy, para formar pareja de baile y de investidura: dos derechas gemelas, aunque de edades  distintas y distantes.

La única solución, viable y honesta, de Pablo Sánchez es “casarse” con la izquierda a la que ha estado ninguneando más de dos meses diciendo que no salen los números del gobierno progresista. Sí salían, señor Sánchez, pero no le han dejado los poderosos, los barones territoriales, el Ibex 35, “felipe-isidoro” y otros “dinosaurios”, arcaicos ex dirigentes socialistas, ahora derechizados y aburguesados. Errejón: “El PSOE y Sánchez, eligieron atar su suerte a la de Ciudadanos hace tres meses, ahora caminan hacia su suicidio político”.
Las aclamaciones populistas exageradas, las condescendencias y los baños de masas no son buenos tampoco para constituir una investidura y para plasmar un programa de Gobierno de progreso. Nos referimos a esos gritos que recibieron Iglesias y Echenique ante un millar de militantes de círculos podemitas en Barcelona: “No queremos pactos; no”. Pero, a veces, las euforias excesivas te dejan sin resuello. Echenique afirmaba orondo: “No tenemos miedo a unas nuevas elecciones”. Miedo, nunca, “pablos”; pero hay que ser más prudentes, responsables y realistas.

Se debe escuchar a los más de 11 millones de españoles que claman por un gobierno de cambio. De verdad, sin ambages, la hoja de ruta de Podemos es construir esa mayoría nueva en España, que vaya más allá de las identidades anteriores.
Ahora Pablo Iglesias reconoce errores en estrategias políticas, organizativas y electorales, en Territoriales, Autonomías y CCM.

  Y quiere retornar a las esencias utópicas de las asambleas fundacionales de la formación morada. Hace un llamamiento a las “brigadas yayoflautas podemitas para que hagan un trabajo generacional que es imprescindible”. Abueletes, jubilatas, con sus hijos/as, nueras, yernos, nietos y biznietos, a votar otra vez a Podemos. “A salir a las plazas y llenarlas” con las familias, amigos, en festiva y santa comparsa con los yayoflautas. Nadie sobra en un Podemos transversal y plural, de ciudadanos de lugares muy diferentes, no solo con la etiqueta de izquierdas, sino con más sensibilidades arropadas en “abajo”, en participación ciudadana, transparencia, auto-organización. A lo mejor es ya un poco tarde, pues mucha gente se está quedando por el camino y no llegarán a las plazas, ni a las asambleas, ni a los círculos de élites activistas, ni a las redes sociales ni a los medios digitales, y lo que es peor, ni a las urnas. 

El caso es que más de tres millones de españoles van a seguir sufriendo las penurias y recortes rajoyanos, por la falta de entendimiento, por los egos* y los intereses partidistas del bipartidismo y de los emergentes. En concreto, por ausencia de investidura, y ante unos más que posibles nuevos comicios en junio, Podemos verá derogada o aplazada su famosa ley de emergencia social “ley 25”, y también otras iniciativas parlamentarias para abolir leyes impuestas por el PP. Un fracaso táctico y de promesas incumplidas.
Con bastante retraso ya, el plebiscito de Pablo Iglesias y Echenique a las bases podemitas, no deja de estar mutilado, pues faltan preguntas y opciones… Además, téngase en cuenta que en la anterior consulta del programa electoral no votaron más del 4% de inscritos de Podemos. Eso no es democracia real ni representativa, sino cercenada; rozando la impostura y el camelo a los militantes y desvirtuando los fines de la democracia directa.
La ruleta electoral se pone de nuevo en marcha. Hagan juego, señores; no va más.