Domingo, 17 de diciembre de 2017

La Junta fomenta las buenas prácticas en Educación para el Desarrollo

Participarán alumnos y docentes de diferentes centros de la Comunidad
III Jornada de buenas prácticas en Educación para el Desarrollo

La III Jornada de buenas prácticas en Educación para el Desarrollo organizada por la Consejería de la Presidencia en el marco de las actuaciones que realiza en materia de educación para el desarrollo, pretende intercambiar y dar a conocer las actividades que los centros educativos realizan para la sensibilización y la educación en aspectos relacionados con los derechos humanos, la lucha contra la pobreza, el desarrollo sostenible, la solidaridad o la educación intercultural.

Esta es la tercera edición de una jornada de estas características, en la que se ha incrementado el número de solicitudes y participantes respecto a las anteriores, poniendo de manifiesto el compromiso de los centros y sus docentes con la educación para el desarrollo, y por tanto con una sociedad más justa y solidaria.

Cerca de 80 alumnos y docentes pertenecientes a los 12 centros educativos inscritos han participado en esta jornada para intercambiar experiencias, conocer la labor de otros compañeros y profundizar mediante talleres prácticos en algunos temas transversales en el ámbito de los derechos humanos y la lucha contra la pobreza, así como facilitar herramientas que les permita continuar con la labor de educación para el desarrollo en los centros escolares.

El secretario general ha agradecido a los alumnos y, especialmente, a los docentes su participación en esta jornada y sobre todo el conjunto de actividades que a lo largo del curso escolar desarrollan en sus centros, con el objetivo de difundir y dar a conocer la necesidad y la importancia de la cooperación al desarrollo. Además, José Manuel Herrero señaló que el papel de los educadores es fundamental en la tarea de lograr una sociedad informada y formada en la realidad de la cooperación al desarrollo y su contribución al efectivo respeto a los derechos humanos en todo el mundo, y animó a los docentes presentes a continuar con esa labor esencial para la sociedad.

Asimismo, el secretario general aprovechó la ocasión para referirse a los nuevos objetivos de desarrollo sostenible aprobados por Naciones Unidas en septiembre del pasado año para todos los estados, “unos objetivos que nos obligan a todos, y que debemos contribuir a su difusión y su consecución” afirmó el secretario general de la Consejería de la Presidencia.

Educación para el Desarrollo

La Consejería de la Presidencia contempla la educación para el desarrollo como un pilar fundamental dentro de la política general de cooperación al desarrollo. La Junta de Castilla y León considera que es importante apoyar las intervenciones realizadas en los países empobrecidos, y de esta manera, promover una conciencia crítica en nuestra sociedad y en especial la de nuestros jóvenes y niños. De hecho, ha sido una de las líneas estratégicas recogidas en el Plan Director de Cooperación al Desarrollo de Castilla y León vigente que finaliza este año.

Entre las acciones, que como está jornada se realizan para el fomento de la educación para el desarrollo, la Consejería de la Presidencia también organiza, anualmente, el Encuentro de docentes por el desarrollo, en el que los profesionales reflexionan sobre su práctica educativa y la importancia de su papel en la construcción de una conciencia crítica en sus alumnos en relación con la educación para el desarrollo.

Además, la Consejería de la Presidencia convoca anualmente los Premios a proyectos de educación para el desarrollo en centros educativos de la Comunidad de Castilla y León cuyo objetivo es distinguir a aquellos centros que están involucrados en iniciativas y experiencias en esta materia, sensibilizando así a los escolares de nuestra Comunidad sobre la realidad de los países empobrecidos y fomentando el valor de la solidaridad.

Y para contribuir a la sensibilización sobre la realidad de la cooperación, la Junta ha desarrollado los programas de jóvenes solidarios y del voluntariado corporativo que permiten que jóvenes de la Comunidad y empleados públicos conozcan sobre el terreno la realidad de diferentes proyectos de cooperación al desarrollo y su contribución a mejorar las condiciones de vida de las poblaciones donde se llevan a cabo.