Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La entidad propietaria del Portalillo se hace cargo a partir de este viernes del inmueble

CIUDAD RODRIGO | La empresa de construcción que ha sido contratada para realizar la intervención procederá a colocar sus vallas como paso previo al arranque de las obras
Imagen de la tarde del jueves del Portalillo y del edificio en ruinas que hay enfrente

A partir de este viernes, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ‘cede el control’ del emblemático Portalillo del Arrabal del Puente (del que se venía ocupando subsidiariamente), haciéndose por fin cargo su actual entidad propietaria, el Banco Santander.

Como simbólico inicio de esta nueva etapa, el Ayuntamiento retirará las vallas que han rodeado el edificio en los últimos meses –de propiedad municipal- y serán colocadas otras pertenecientes a la empresa de construcción de Ciudad Rodrigo que ha sido contratada para hacerse cargo de la intervención en el edificio. A partir de ahí, ya será momento de que esta empresa empiece la intervención propiamente dicha, algo que se espera que ocurra de forma inminente.

Este inicio de las actuaciones viene dado después de que el Ayuntamiento, tras expirar el plazo inicial dado al Banco, a lo que siguieron numerosas llamadas, acabara por dar un ‘ultimátum’ a la citada entidad bancaria, según explica el concejal de Obras Domingo Benito.

En este sentido, el Consistorio advirtió al Banco que si no terminaba de dar el paso de iniciar la intervención, el Ayuntamiento procedería a hacerla subsidiariamente, una opción que desde el Consistorio se quería evitar por el coste que supondría para las arcas municipales (de unos 30.000€, que en teoría se recuperarían en el futuro).

Finalmente, en la mañana del miércoles hubo una reunión a la que asistieron el arquitecto del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, el arquitecto mirobrigense que se encarga del proyecto de las obras (contratado por el Banco), y la empresa de Madrid contratada por el Banco para coordinar la intervención.

En esa reunión se expuso que el Banco ya ha aprobado el gasto de ejecución de las obras, y lo que resta es que el arquitecto termine de definir las unidades de actuación del proyecto, y que ese documento sea visado por el Colegio de Arquitectos. Todo ello, con el visto bueno de la Comisión Territorial del Patrimonio, al ser un edificio catalogado dentro del Plan General de Ordenación Urbana. Una vez se tengan esos trámites, el Banco asegura que su intención es que las obras propiamente dichas arranque lo más pronto posible.

Según apunta Domingo Benito, lo que le han pedido a la entidad propietaria del Portalillo es que al menos de forma inminente se proceda al desescombro y a asegurar la estructura del edificio.

Por otro lado, en el edificio situado enfrente del Portalillo, que también se encuentra en ruinas, ya han comenzado también en los últimos días los trabajos por parte de la actual entidad propietaria. En este caso, hay más ‘libertad’ ya que ese edificio no está incluido en el Plan General. De momento, ya se ha vallado la entrada principal al inmueble y se ha desmontado el tejado.