Jueves, 14 de diciembre de 2017
Béjar al día

El presidente, Ernesto Moronta, orgulloso de presentar ante los socios la solvencia de Caja Rural

BÉJAR | En la Junta Preparatoria de Caja Rural se han presentado las cuentas de 2015 y se han elegido delegados para representar a los accionista en la Asamblea General del 22 de abril

Junta Preparatoria de Caja Rural en la delegación de Béjar

Más de cien socios de Caja Rural de Salamanca han asistido esta mañana a la Junta Preparatoria, que se ha celebrado en Béjar, como jornada informativa previa a la Asamblea General que tendrá lugar el próximo 22 de abril en la capital de la provincia.

La convocatoria a estas juntas se está haciendo en cada zona para facilitar las cuentas anuales de 2015 a los socios cooperativistas de Caja Rural de Salamanca y elegir a los delegados, que acudirán en representación de cada una, a la Asamblea de Salamanca.

Las reuniones comenzaron el lunes en Alba de Tormes, ayer tuvieron lugar las de Vitigudino y Ciudad Rodrigo, hoy las de Béjar y la Alberca,  continuarán mañana en Peñaranda de Bracamonte y Ávila y finalizarán el viernes en Salamanca y Ledesma

Una vez terminada la presentación se ha procedido a un sorteo de regalos  entre los socios y se ha celebrado un vino de honor compartido con los  profesionales de la entidad en la zona de Béjar, que engloba las delegaciones de Guijuelo, Ledrada, Los Santos, Sorihuela y Béjar.

Ernesto Moronta, presidente de Caja Rural de Salamanca

El presidente de la entidad Ernesto Moronta, ha manifestado su satisfacción por poder presentar ante los socios unos resultados que se traducen en una gran solvencia de la entidad financiera que representa y sobre todo, ha añadido, “después de los siete u ocho años de crisis, poder decir que tenemos una cobertura de casi el 80% de los dudosos y con una morosidad que es la mejor del mercado nacional, nos llena de orgullo”.

Preguntado por el secreto del éxito, ha asegurado: “no hay secretos, es un rompecabezas en el que cada pieza tiene que encajar, nosotros como Consejo debemos rodearnos de grandes profesionales y luego dejarles trabajar, porque ellos son los que verdaderamente saben, por eso confiamos plenamente en nuestra plantilla que nos ha llevado a ser lo que se considera en el mundillo una de las entidades de moda”.

Caja Rural de Salamanca es una entidad financiera de ámbito regional con mayor presencia en esta provincia, pero con siete oficinas en Ávila y tres en Valladolid, y con una intención, según su Presidente, de seguir creciendo “donde creamos que hay negocio y donde podamos invertir el negocio de nuestros socios con rentabilidad”.

Moronta  ha asegurado: “noto que los socios, cada año, sienten más la cooperativa como suya y eso para un presidente es el orgullo más grande que pueda tener”