Lunes, 18 de diciembre de 2017

Poderoso caballero es don dinero

Sostiene Ernesto que hay que hacer del dinero una asignatura en la nueva didáctica. Después de ver como el peculio guapea, rejuvenece y aumenta la comprensión, que…”La embriaguez del rico es simpatía y la del pobre asquerosa borrachera”, la sabiduría popular se ha hecho eco y nos dice que el becerro de oro entiende de amistad… “No hay tan buen compañero como el dinero”; de política matrimonial… “Marido rico y necio, no tiene precio”; de compra de voluntades…”Quien dineros tiene hace lo que quiere”; de  filosofía práctica…”Hay gente tan pobre que sólo tiene dinero”; del fatalismo de la predestinación… ”El que para pobre está apuntado, igual le da estar de pie que sentado”; de relaciones familiares…”Suegra y sin dinero, al brasero”; de los de mano escasa…”El dinero del mezquino anda dos veces el camino”; de los enamoradizos…”Gran poder tiene el amor, pero el dinero mayor”; de los moralistas…”De dinero y de bondad, la mitad de la mitad”; de los montañeros…”A dinero en mano, el monte se hace llano”; de los resignados…”No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”;  de los financieros…”De tu dinero, no hagas a nadie cajero”; de las clases sociales…”Por mi dinero entro y salgo, luzco y valgo”; de los chorizos…”El dinero abre todas las puertas”; de los perroflautas…”El dinero hace bailar al perro”; de amores platónicos…”Amor verdadero, el que se tiene al dinero”; de los condenados a las calderas de Pedro Botero…”Cuando se trata de dinero todos somos de la misma religión”; de planes de estudio…”Estudiante sin blanca, de criado de un estudiante rico va a Salamanca”; de empatías y fragancias…”El dinero siempre huele a incienso”; de la salud…”Dinero y salud, cuídalos con prontitud”; y si bien…“El dinero hace al hombre entero”; no es menos cierto que… “El dinero al ignorante le hace necio y petulante”; aunque en realidad…“El dinero hace lo malo bueno”; porque…“De Levante a Poniente el dinero es un señor omnipresente”; ya que…”En el mundo entero llaman señor al que tiene dinero”; y si no lo tiene… “A la bolsa sin dinero se le llama cuero”.