Lunes, 18 de diciembre de 2017

Sorprendido por la Policía cuando robaba en el interior de un vehículo

En la calle Cordel de Merinas 
La colaboración ciudadana facilitó este arresto

Un hombre de 33 años era sorprendido “in fraganti” por agentes policiales en el interior de un vehículo, cuando estaba robando. La intervención, en la calle Cordel de Merinas, fue posible gracias a la colaboración ciudadana por requerimiento telefónico efectuado a la Sala del 091.

En su poder se intervinieron prendas de vestir y otros efectos, producto de otro robo con fuerza en interior de un vehículo que estaba siendo denunciado en ese momento por su propietario.

Comunicado de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 33 años, como presunto autor de delitos de robo con fuerza en interior de vehículo.

La detención la practicaron agentes policiales que acudieron comisionados por la Sala del 091 a la calle Cordel de Merinas donde, según llamadas telefónicas recibidas, un varón había fracturado la ventanilla triangular de la parte trasera derecha de un vehículo estacionado y había penetrado al interior. A su llegada, encontraron al varón en los asientos posteriores del coche, tapándose con prendas de vestir y una manta para tratar de eludir la acción policial, reconociéndole como un habitual de delitos contra el patrimonio, por los 27 antecedentes que le constan. Al efectuar el cacheo de seguridad se encontraron en su poder una bolsa con prendas de vestir y calzado y entre sus ropas un Ipod Touch y el cableado y soporte de un dispositivo navegador.

Al comunicar la detención y la intervención a las dependencias policiales pudieron constatar que las prendas y el resto de efectos intervenidos eran propiedad de una  empresa del ramo de confección y complementos, cuya sustracción, junto con un navegador, un teléfono móvil y otros efectos, estaba siendo denunciada en ese momento en dependencias policiales por un varón empleado de la misma. El robo se había perpetrado en el interior de un vehículo que había dejado estacionado en la calle San Buenaventura.

Los efectos recuperados fueron entregados a su propietario en calidad de depósito, para lo que disponga la autoridad judicial a cuya disposición ha sido puesto el detenido, decretándose por el Juzgado de Instrucción de guardia su ingreso en prisión preventiva.